La Policía Nacional de Oviedo ha detenido a un hombre de 58 años por los delitos de lesiones, resistencia y desobediencia a la Autoridad. Supuestamente, el individuo habría atacado a una comercial de telefonía móvil, según ha informado la policía a través de una nota de prensa.

Fue el pasado lunes a las 15.00 horas cuando en la Sala del 091 de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Oviedo se recibió una llamada de una joven que solicitaba la presencia de la Policía en la calle Mieres.

Una chica, de 19 años, que trabaja como comercial para una compañía de telefonía, se había presentado en un piso ubicado en la calle Mieres. Una vez allí se entrevistó con un inquilino que le abrió la puerta y al que informó sobre varios de los productos de su Compañía así como de los nuevos servicios que se prestaban.

Según la joven, en un momento de la conversación, el hombre sin motivo ni provocación por su parte le propinó una fuerte bofetada en la cara.

La chica se marchó corriendo por la escalera siendo seguida por el individuo que le dio alcance en el portal donde volvió a intentar agredirla. Tras un forcejo, la joven consiguió huir y telefonear a una amiga que, a su vez, llamó a la Policía.

El hombre de 58 años y sin antecedentes policiales se mostró muy alterado y agresivo durante la detención llegando a lesionar en la mano a uno de los policías que intervinieron.

Cuando se le preguntó el porqué de esta conducta tan irracional la única explicación que proporcionó fue que estaba esperando la llegada de otra comercial y que se había sentido engañado por la pérdida de tiempo.

Consulta aquí más noticias de Asturias.