Este jueves, 20 de diciembre, se comprobará el funcionamiento del puente levadizo del portal de Francia, punto por el que los Reyes Magos accederán el próximo 5 de enero al Casco Antiguo de Pamplona en la tradicional cabalgata.

Las pruebas se realizarán de 9 a 10 horas y consistirán principalmente en engrasar y en corroborar la buena marcha de todos los mecanismos. Durante esa hora se producirán cortes puntales en la circulación de vehículos a través de ese punto, afección que también podría afectar a los peatones.

Estarán presentes en la operación el técnico de Conservación Urbana, José Reyes, representantes de la Asociación de Cabalgata de los Reyes Magos y miembros de la Carpintería Hermanos Aldaz y de la metalistería Talleres Marcotegui.

El Ayuntamiento de Pamplona recuperó en 2007 el mecanismo original de este puente levadizo para posibilitar el funcionamiento que tenía desde su construcción en 1753 hasta que dejó de ser utilizado en 1915. Esa actuación fue acompañada de la reparación del pavimento de los alrededores del Portal de Francia; la sustitución del tablero (suelo) del puente y la reposición de las dos puertas originales de eje de giro vertical.

El sistema de funcionamiento es mediante la 'maniobra de Derché' que permite equilibrar la fuerza necesaria para levantar el tablero con la acción de los contrapesos, posibilitando que mediante la acción de las cadenas pueda subir o bajar la puerta. Cada uno de los dos contrapesos que tiene el puente levadizo pesa 645 kilos y la puerta que sube y baja es de 1.824 kilos.

El Portal de Francia era una de las seis puertas de acceso a Pamplona cuando estaba totalmente rodeada de murallas y es el único que conserva su emplazamiento y aspecto original. Sus orígenes se remontan a la época medieval, según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en un comunicado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.