El Programa Regional de Empleo de Cáritas Diocesana ha ayudado a un total de 1.641 personas en la búsqueda de empleo en 2011, frente a los 1.451 desempleados se habían beneficiado de esta iniciativa en 2010.

Estos datos se traducen en un 13 por ciento más de personas que acudieron en 2011 a esta asociación no gubernamental debido a la actual coyuntura económica que provocó el paro de 135.398 extremeños en ese año, situando a Extremadura como la tercera comunidad autónoma más castigada por el desempleo.

Los detalles del estudio realizado en 2011 se han dado a conocer este miércoles a cargo de la coordinadora del plan regional de empleo de Cáritas, María Pacheco, que ha resaltado que de las 1.641 personas que consiguieron trabajo en 2011 gracias a esta iniciativa, 307 fueron a través de Cáritas de Mérida-Badajoz y 285 de Plasencia.

Por sexos, cabe destacar que el 64 por ciento de desempleados que requirió la ayuda de este programa de empleo fueron mujeres, frente a un 36 por ciento de hombres.

Respecto a su procedencia, el dato significativo es que predominaron las personas inmigrantes (33 por ciento) en 2011, lo que se traduce en un aumento de tres puntos porcentuales con respeto al año 2010. La mayor parte de inmigrantes que fueron atendidos por Cáritas Diocesana, el 75 por ciento son de la Diocésis Coria-Cáceres.

En cuanto a las personas que reclamaron la ayuda de la ONG para esta cuestión, se concentran en las edades comprendidas de entre 20 y 45 años, incrementándose el número de jóvenes con respecto a 2010 que llamaron a las puertas de Cáritas Diocesana.

Asimismo, la situación económica ha provocado la ampliación del perfil de atención de los servicios proporcionados por esta oenegé, incorporando a personas que han contado con una vida laboral estable, pero que no consiguen reincorporarse al mercado laboral por sus propios medios.

Mediación con empresas

En este sentido, según ha destacado la coordinadora de este programa "atendemos a personas con el perfil de siempre", si bien ha recalcado que en 2011 se han registrado otro tipo de beneficiarios que "han llevado una vida normal pero que ahora se encuentran en situación de vulnerabilidad, cuando no de exclusión social", ha dicho.

No obstante, ha subrayado que el programa de empleo de Cáritas Diocesana media con empresas para tratar de dar salida laboral a personas que se han visto castigadas por la crisis.

En este sentido, el delegado de Cáritas Diocesana de Coria-Cáceres, Jesús Moreno, ha precisado que gracias a la intermediación laboral que lleva a cabo el programa de empleo, de las casi 700 personas que fueron atendidas en este ámbito, 200 lograron acceder a un empleo.

Cabe destacar que el programa de empleo regional se desarrolla a través de la labor que desempeñan 29 profesionales y 38 voluntarios.

Campaña de navidad 2012-2013

Por otro lado, la presentación de la Memoria de Empleo en 2011 ha servido para conocer la campaña institucional de Navidad 2012-2013 de Cárítas Diocesana, que en esta ocasión aboga por una sociedad "más justa y sostenible", apostando por la construcción de un modelo de sociedad "donde el trabajo sea una fuente de desarrollo personal y social para conseguir el bien común".

Así lo ha manifestado Jesús Moreno en la presentación de esta campaña, cuyo lema es 'Vive con sencillez y trabaja por un mundo más justo'.

Bajo este objetivo, Cáritas Diocesana invita a "romper con vivir subidos en la ola del consumismo", así como dejar de ser "individualista" y de estar obcecado en un "mundo de intereses", apunta.

Asimismo, el delegado en Coria-Cáceres ha recalcado la importancia de dedicar tiempo para la vida y "ser contagiador" de ella, frente a todo aquello que "deshumaniza" a la ciudadanía y aleja de lo "sustancial" e "importante" en la vida personal y relacional, disfrutando así de aquellas cosas "que no impliquen gastar dinero", concluye.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.