El Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha dado luz verde a la revisión de las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio y la formulación de las Directrices Subregionales del Área Central. Esta iniciativa será pilotada por la Consejería de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente.

De esta forma, se da el primer paso al proceso de renovación del instrumento de ordenación territorial más importante de Asturias, que debe servir de base para cualquier desarrollo con incidencia geográfica que se vaya a producir en la comunidad autónoma.

Las actuales Directrices Regionales de Ordenación del Territorio datan del año 1991. Desde entonces se han producido cambios sustanciales en las condiciones territoriales, económicas y sociales que aconsejan la renovación de este instrumento.

Algunos de los cambios más relevantes que las futuras directrices regionales de ordenación del territorio tendrán en cuenta son el desarrollo de infraestructuras viarias, que han eliminado parte del aislamiento histórico con el resto de España, así como entre las diferentes comarcas asturianas; un nuevo esquema de comunicaciones interiores por autovía; los desarrollos urbanísticos registrados, principalmente en el área central, así como en concejos costeros; y la declaración de nuevos espacios naturales protegidos.

Asimismo, se tendrá en cuenta la formulación de nuevos criterios de sostenibilidad territorial en sintonía con las directrices de la Unión Europea; el cambio general de la legislación básica de referencia, tanto la territorial del suelo, la ambiental o la sectorial; la existencia de un mapa de centralidades surgido de los cambios económicos, servicios, transportes y procesos de urbanización de suelo, edificación y regeneración de tejidos edificados en el área central de Asturias; y la evolución de la coyuntura económica y su incidencia en el territorio.

Otros asuntos

Además, en la reunión de hoy del Consejo de Gobierno se ha aprobado la suscripción de un convenio de colaboración con el Banco Sabadell-Herrero para el desarrollo de actividades de promoción y difusión cultural. El objeto de este protocolo es poner en común esfuerzos y recursos para afianzar las condiciones de colaboración entre las partes firmantes en la realización de actividades de difusión y promoción cultural en Asturias.

También se ha acordado el decreto que regula la organización y funcionamiento del Instituto Asturiano de la Juventud, que había desaparecido en la legislatura del anterior. Con la recuperación de este órgano se refuerzan las políticas institucionales del Principado a favor de los jóvenes en una coyuntura que está siendo especialmente castigada por la crisis económica y social.

Una de las novedades más relevantes con relación al funcionamiento del Instituto es la recuperación del Consejo Rector, que se amplía con el refuerzo de la participación del Consejo de la Juventud y la inclusión de representantes de los sindicatos, empresarios y de la Federación Asturiana de Concejos. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, es el presidente de este órgano.

La otra novedad es la creación de un Observatorio de la Juventud dentro del propio Instituto, que se encargará de estudiar la realidad juvenil y las transformaciones que se van produciendo en este sector; la orientación y actualización de las políticas de juventud y las iniciativas que se promuevan desde las administraciones autonómica y locales, así como asesorar a los organismos e instituciones que desarrollen actividades destinadas a la juventud.

Consulta aquí más noticias de Asturias.