El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Albacete, Antonio Atiénzar, ha confirmado que "ante la imposibilidad" de poder seguir realizando el trabajo para el que fue elegido, se ve "obligado" a presentar su renuncia "irrevocable" en el cargo, que se hará efectiva este jueves a las 9.00 horas".

Así lo ha dado a conocer a los medios de comunicación en la que ha sido su última rueda de prensa como presidente de la Cámara de Comercio y en la que ha concretado que, hasta el momento, "han sido 29 vocales del pleno los que han presentado su dimisión, de los 43 que hay".

"Coincido plenamente con lo que dijo en el reciente Congreso el secretario regional de CCOO" en relación a que "el señor Zapatero ha llevado a España a la ruina", ha indicado Atiénzar, quien ha añadido que el decreto que firmó el expresidente del Gobierno el 3 de diciembre de 2010, con el que se eliminaba la obligatoriedad de las Cámaras, ha llevado a la institución albaceteña "y a muchas más" en el país a una situación de gran dificultad económica.

Un sistema que "era el más justo que había porque pagaban más quienes más beneficios tenían" y, ahora, según ha dicho, al no haber salido todavía la nueva Ley de Cámaras y no haberse despejado la fórmula de financiación de estas instituciones, "el Comité Ejecutivo y el Pleno han tomado la decisión que creían que es más conveniente para que la institución a la que le corresponda asuma la tutela y nombre a una gestora".

"Si la Cámara no continúa es imprescindible inventar algo parecido", ha señalado Atiénzar, quien ha defendido que, con este panorama, "las grandes perjudicadas van a ser las pequeñas y medianas empresas, que son las que se benefician de los servicios de la Cámara".

PRIORIDAD

Para el expresidente, la prioridad que tiene la institución albaceteña y el resto de Cámaras del país es "determinar si sigue siendo una corporación de derecho público, o si se convierte en institución privada o con un modelo mixto, cobrando por los servicios que ofrezca", ha comentado el todavía presidente pero, a día de hoy, "nadie dice cómo se va a financiar".

Atiénzar ha agradecido el apoyo recibido por el Ayuntamiento de Albacete y la Diputación provincial y a la Junta le ha recriminado que "en algún momento podía haber apostado mucho más" por estas instituciones, criticando que el presupuesto que ha consignado para las cinco cámaras de la región sea "de 30.000 euros, cuando al IPEX le concede más de tres millones de euros".

Según Atiénzar, ni el IPEX ni el ICEX podrán internacionalizar a tantas empresas como lo han hecho las Cámaras".

Sobre la situación económica actual, a día de hoy "no se debe nada" pero haciendo frente a los pagos previstos, entre ellos los de los 22 trabajadores, y teniendo en cuenta que "el 1 de enero de 2013 no habrá ni cuotas ni financiación pública", la deuda de la institución "puede llegar a finales de enero a los 700.000 euros".

La renuncia de Atiénzar también implica dejar su cargo como presidente del Consejo Regional de Cámaras en funciones. Continuará como presidente provincial y regional de la Asociación de Talleres y vicepresidente nacional.

Consulta aquí más noticias de Albacete.