La concejala del PP en el Ayuntamiento de Avilés, Carmen Vega, ha asegurado que si el concejal de Cultura tuviera "un poco de ética se limitaría a pasar unos gastos razonables" de sus viajes. Estos serían los relativos al alojamiento, desplazamiento, desayuno, comida y cena, según ha explicado este miércoles en rueda de prensa.

Para Vega las explicaciones aportadas este martes por Román Antonio Álvarez, que asegura que nunca superó las dietas que hay establecidas ni ha tenido reparos por parte de Intervención, no son suficientes e insiste en que no debería pasar al ayuntamiento las facturas "de todo lo que se le antoje durante el tiempo que dura el viaje. El problema no es que los gastos no estén justificados, sino que son injustificables."

La concejala del PP ha pedido explicaciones a la alcaldesa a la que ha preguntado si avala esta manera de proceder. "¿Con presentar las facturas es suficiente? Porque ya entendemos lo del Niemeyer. Es una manera de gestionar el dinero de los avilesinos que nosotros no compartimos", ha dicho.

Carmen Vega ha presentado similitudes entre lo ocurrido en la Fundación y en el área de Cultura y ha ironizado con crear crear "una nueva unida de medida: un Natalio o un Román, porque Natalio Grueso justificada las cuentas impresentables con los beneficios que ha traído a la ciudad y Román es igual".

El concejal de Cultura aseguró que fruto de estos viajes en los últimos años Avilés había recibido 1,76 millones de euros para proyectos de diversa índole, algo que no comparte Vega. "Tengo serias dudas de que esto reporte ingresos para la ciudad, sino más bien ganas de viajar", ha dicho.

Vega ha afirmado que la función de Álvarez, como concejal de gobierno, es "conseguir dinero, pero confunde los medios con el fin. Tiene obligación de hacer una función y no se puede establecer una relación entre lo que consigue y las barbaridades que puede conseguir".

La edil ha querido también responder a la crítica hecha por el concejal de Cultura respecto a que no participa en las actividades organizadas desde Cultura. "Yo no soy la concejala delegada del gobierno. Esa no es mi función, sino fiscalizar la labor del gobierno y presentar iniciativas. No estoy liberada para ir a los conciertos o actos que organice el gobierno, sino que voy donde quiera mi partido", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Asturias.