El pleno del Parlament aprobará esta tarde aumentar en 12,5 millones de euros la partida que se dedicará durante el 2013 al plan de prestaciones básicas y a la Renta Mínima de Inserción, un cambio en los Presupuestos que será posible porque se produce una baja con cargo a los intereses bancarios.

Así lo ha anunciado la portavoz del PP en la Cámara, Mabel Cabrer, en declaraciones en los pasillos del Parlament, donde ha mostrado su satisfacción por haber logrado este acuerdo con los grupos de la oposición y el diputado no adscrito, Antoni Pastor. Además, ha detallado que tanto el plan de prestaciones básicas como la RMI tenían una partida de 2,9 millones de euros, pero que ahora se aumentarán 12,5 millones.

Cabrer también ha señalado que estos cambios han sido posibles después de que el Govern haya conseguido formalizar préstamos en "condiciones favorables" y así tener esta disponibilidad presupuestaria. No obstante, la diputada del PSM-IV-ExM, Fina Santiago, ha considerado que este hecho pone de relieve que "los intereses están sobredimensionados en los Presupuestos".