La Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras (CCOO) de Baleares ha mostrado su rechazo al anteproyecto para el tratamiento integrado de lenguas dado que "va en contra de la cultura y la lengua propia de Baleares y pone en entredicho la labor realizada hasta ahora a los centros educativos".

Así lo ha expresado el sindicato en la reunión mantenida este miércoles por el Consejo Escolar de Baleares (CEIB), en la que ha recriminado "su carácter demagógico y totalmente ideologizado, que va en contra de la cohesión existente, tanto la de la comunidad escolar cono de nuestra sociedad".

Así las cosas, la entidad sindical ha reclamado la retirada del anteproyecto "en defensa" de la calidad de los proyectos educativos de los centros, que "velan por la convivencia, la cultura y son pedagógicamente impecables, consiguiendo los objetivos marcados por nuestro Estatuto y la ley de normalización, es decir, que los alumnos acaben su proceso educativo obligatorio con total conocimiento de las dos lenguas oficiales".

Desde la FECCOO han lamentado así que, en el ámbito de las organizaciones sindicales, únicamente UGT y el STEI-i se hayan sumado a esta postura y que entre los representantes de los trabajadores haya organizaciones como ANPE y USO que "contribuyan a generar dudas en torno a la excelente tarea desarrollada por los profesionales de la enseñanza".

Una educación que, a su parecer, ha permitido que en la actualidad los alumnos finalicen la educación obligatoria conociendo las dos lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma, "pese lo que pese incluso al conseller de Educación". De esta forma, el resultado final de la votación ha sido de 15 votos a favor, cinco en contra y dos abstenciones.

"También resulta sorprendente la contradicción entre aquello que establece el borrador de la LOMCE respeto al papel de los padres en las decisiones del centro", han remachado desde el sindicato.