El Gobierno de Canarias ha abierto provisionalmente al tráfico el nuevo túnel de Tenoya, en el municipio de Arucas (Gran Canaria) para descongestionar la saturación que sufre la carretera GC-20.

Según informa el Ejecutivo regional, el cierre de la carretera de Cardones, en Arucas, por la caída y posterior reconstrucción del muro derribado por las recientes lluvias, ha producido un incremento considerable del tráfico en la carretera GC-20, ya que se suma al flujo habitual de vehículos el de los vecinos del barrio de Cardones, que se han visto obligados a utilizar un itinerario alternativo a la carretera GC-301.

El incremento de tráfico está ocasionando retenciones en horas punta en el entorno del túnel de Tenoya, en el que la prioridad de paso está regulada por semáforos al no disponer más que de un carril.

Habilitar el desvío provisional

En este sentido, y con la finalidad de minimizar los inconvenientes a los usuarios de las vías afectadas, la Consejería de Obra Públicas, Transportes y Política Territorial ha decidido habilitar un desvío provisional por el nuevo túnel que se está construyendo en Tenoya dentro de las obras de la IV fase de la Circunvalación a Las Palmas de Gran Canaria.

Así, el desvío, que se mantendrá mientras duren los trabajos de reparación del muro derribado, se efectuará a partir de hoy, miércoles.

Desde este momento, los automovilistas que circulen por la carretera GC-300 en sentido Arucas-Las Palmas de Gran Canaria deberán utilizar el nuevo túnel, mientras que los que circulen en sentido Las Palmas de Gran Canaria-Arucas continuarán por el antiguo, que funcionará en una sola dirección, por lo que dejará de estar regulado por semáforo.

El desvío contará además con una glorieta en la entrada de la urbanización industrial La Cazuela, y con los accesos al barrio de Tenoya y a las viviendas y negocios cercanos, de modo que quedará garantizada la accesibilidad y movilidad en toda la zona.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.