Una auditoria encargada por el Gobierno de María Dolores de Cospedal ha desvelado que la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la Integración (FUHNPAIIN) tiene un agujero de dos millones de euros y que las cuentas de 2011 no arrojaron un beneficio de 45.000 euros, tal y como aseguraron los anteriores gestores.

Así lo han asegurado el gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, Francisco Marí, y el secretario general de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Miguel Benito, en una rueda de prensa ofrecida un día después de que el Patronato de la Fundación se reuniera para aprobar las cuentas.

Sendos responsables han explicado que el agujero viene arrastrado de ejercicios anteriores y es debido a situaciones irregulares detectadas, como que fondos finalistas se destinaban al Rally París-Dakar o que se registraron gastos en comidas sábados por la mañana cuyo precio medio del menú oscilaba a 100 euros.

Asimismo, han dejado claro que los investigadores eran ajenos y que no son culpables de esta situación sino que ha sido un problema de gestión.

A pesar de la situación económica que atraviesa la Fundación, el secretario general de la Consejería ha asegurado que se va a tratar de dar un impulso importante a esta entidad porque para la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, está Fundación es importante y "queremos que siga adelante y potenciarla".

Consulta aquí más noticias de Toledo.