La portavoz del PSIB en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, ha asegurado este miércoles que, tras un año de legislatura popular, la ciudad, "lejos de despertar, continúa inmersa en la pesadilla de la gestión del alcalde Mateo Isern" que ha aplicado "medidas desmesuradas e injustas", pero no necesarias.

Calvo ha realizado un balance de este último año y ha apuntado que todas las decisiones de este 2012 corresponden a la responsabilidad política de Isern, al que ha criticado por "repartir dolor" entre los ciudadanos "excusándose en que las medidas que toma, aunque son injustas, son necesarias".

En ese sentido, la portavoz socialista ha afirmado que ninguna medida injusta puede ser necesaria y ha acusado a Isern de "cuadrar las cuentas públicas a costa de descuadrar la vida de las familias" a través de "una mayoría absoluta con absoluta insensibilidad social".