Rajoy, con el Códice
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (drcha), junto al deán José María Díaz (izda), durante el acto de entrega del recién recuperado Códice Calixtino a la Catedral de Santiago, un año después de su sustracción. Óscar Corral / EFE

El deán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, ha presentado su dimisión por motivos "personales", según fuentes del Arzobispado compostelano, que han negado que la Conferencia Episcopal o el cardenal de Madrid, monseñor Rouco Varela, le hayan pedido que renuncie.

En octubre de 2011, Díaz ya renunció al cargo de canónigo archivero, que ocupaba desde había 36 años, a raíz del robo, en julio de ese mismo año, del Códice Calixtino. Asimismo expresó su deseo de renunciar al cargo de deán, algo que fue rechazado por el arzobispo de Santiago.

"Yo soy el archivero que fue y que verdaderamente pereció en la quema", sentenció José María Díaz poco después de aparecer el Códice —un año después— para expresar su calvario tras el robo. Díaz es deán de la Catedral de Santiago desde el año 2006 y fue confirmado en el puesto en 2010 mediante votación, por lo que su mandato no expiraba hasta 2014.

La dimisión se produce mientras el arzobispado está a la espera de que se inicie el juicio contra José Manuel Fernández Castiñeiras, el hombre acusado de haber sustraído el Códice Calixtino.

Desde el martes, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, tiene en sus manos la carta de dimisión de Díaz, lo que implica que la Catedral abrirá ahora un proceso "lógico" en el que monseñor Barrio "aceptará" la dimisión y se "iniciará el proceso para elegir nuevo deán" por parte del Cabildo Catedralicio.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.