Asesinato en la calle Silva
Miembros de los servicios funerarios trasladan el cadáver de un hombre de unos 50 años, de origen ecuatoriano, que falleció tras recibir al menos catorce puñaladas EFE/Paqui Gallego

Un hombre de unos 50 años ha fallecido este miércoles al recibir al menos 14 puñaladas asestadas supuestamente por su compañero de piso en la vivienda que compartían ambos junto a otras personas en Madrid.

El suceso ha ocurrido sobre las 10.30 horas en el primer piso del número 16 de la céntrica calle Silva de la capital, cerca de la esquina con la Gran Vía, cuando supuestamente Mauricio C.M., de 42 años y nacionalidad colombiana ha apuñalado repetidas veces a Ramiro C.C., ecuatoriano de 50 años.

Las primeras hipótesis apuntan a una pelea por problemas relacionados con la convivencia doméstica, aunque la investigación acaba de comenzar, según han precisado fuentes policiales.

La Policía encontró en el piso el arma con el que se ha cometido el homicidio: un machete de grandes dimensiones dentadoEl agredido ha recibido catorce puñaladas en el cráneo, el cuello, el tórax y la extremidades, la primera de ellas muy profunda, y ha entrado en una parada cardiorrespiratoria de la que los facultativos del Samur no han podido reanimarle, ha informado Emergencias Madrid.

Ha sido encontrado por los servicios de emergencia junto a la cocina del piso, aunque la discusión podría haber comenzado en uno de los dormitorios de la vivienda, ya que había un reguero de sangre por el pasillo.

Del suceso ha avisado otro compañero de piso que al ver lo ocurrido ha salido corriendo hacia las dependencias de la Policía Municipal que hay en la cercana plaza Soledad Torres Acosta (conocida como plaza de la Luna) y ha alertado a los agentes, que han arrestado al presunto agresor. Este hombre ha tenido que ser atendido por psicólogos del Samur-Protección Civil.

Los policías municipales han encontrado en el piso el arma con el que se ha cometido el homicidio: un machete de grandes dimensiones dentado. El Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación, y la Policía Científica ha trabajado toda la mañana en el domicilio.

El cadáver ha sido levantado sobre las 13.30 horas, cuando la Empresa Mixta de Servicios Funerarios lo ha trasladado al Instituto Anatómico Forense. Ninguno de los vecinos consultados por los periodistas conocía a los implicados en el suceso ni ha oído gritos o golpes a la hora en la que se ha producido el suceso.

Consulta aquí más noticias de Madrid.