El Partido Popular de Alcalá de Guadaíra ha manifestado su "total apoyo a los trabajadores de la empresa ROCA, tras el cese de actividad de la planta ubicada en la localidad". La presidenta de los 'populares' alcalareños, María del Carmen Rodríguez Hornillo, les ha asegurado que "ya se ha puesto en marcha para buscar soluciones que eviten el cierre o, si esto es inevitable, la posibilidad de reubicación de los empleados, al mismo tiempo ha exigido al Alcalde que "deje de hablar y actúe".

La edil popular ha solicitado "una reunión con la dirección de la empresa Roca para tratar de buscar vías de solución al cierre de la fábrica ubicada en Alcalá de Guadaíra".

Por otro lado, el grupo municipal popular ha acusado de "deslealtad al ejecutivo socialista, ya que cuando saltó la noticia del cierre de la factoría alcalareña, gobierno y oposición estaban manteniendo una reunión en la que se acordó emitir un comunicado conjunto de la Corporación, en el que se manifestara el apoyo de todo el Ayuntamiento a los trabajadores de la empresa".

Asimismo, ha añadido Rodríguez Hornillo, "se planteó celebrar un pleno municipal urgente y extraordinario y, sin embargo, Gutiérrez Limones salió corriendo para no perder la oportunidad de colgarse la medalla y exigir al Gobierno central que le solucione los problemas que él tiene que arreglar".

"Por este motivo", ha indicado, "el PP alcalareño acusa al alcalde de afán de protagonismo y de discurso demagógico ante el cierre de Roca, ya que teniendo la ciudad con más paro de Andalucía, no tiene autoridad moral para exigir soluciones al Ejecutivo de Rajoy ya que é ha sido y es incapaz de dar soluciones".

Ante esto, el PP alcalareño ha exigido al alcalde "la convocatoria de un Pleno extraordinario como expresión de apoyo a los trabajadores". Y, "como medida de presión", el grupo municipal del PP "investigará las condiciones en las que la factoría se implantó en el municipio".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.