Berlín
Unter den Linden, el principal bulevar de Berlín. WIKIPEDIA/Bleppo

En Alemania, donde las cosas van bien pese (o por) la crisis, tienen miedo a una burbuja inmobiliaria. En algunas ciudades los precios están subiendo de una manera desproporcionada. Españoles, italianos y griegos se han convertido en los principales compradores de bienes inmuebles en Alemania.

Adquieren el presuntamente seguro hormigón de oroAsí lo asegura en su edición digital el semanario alemán Der Spiegel, que subraya que las empresas inmobiliarias alemanas "hacen actualmente negocios brillantes" con la venta de inmuebles, no solo a alemanes que temen perder su patrimonio con la crisis, sino a europeos del sur que "adquieren a lo grande el presuntamente seguro hormigón de oro".

La primera cadena de la televisión pública alemana, ARD, destacaba en la noche de este martes que solo en Berlín los precios de los bienes inmobiliarios han aumentado desde 2007 un 73%. Por eso, y basándose en los análisis de expertos, advierten del peligro de una burbuja en el sector.

En muchos casos compran sin haber visitado el inmuebleEmpresas como Tetzlaff Immobilien o Engels & Völkers señalan en Der Spiegel que actualmente una tercera parte de los compradores de bienes inmuebles en Alemania son extranjeros.

Se trata, en su mayoría, de compradores del sur de Europa. Según la revista, todos ellos tienen una ventaja frente al comprador local, que por la vivienda pagan al contado y con frecuencia en efectivo.

En muchos casos las compras se realizan incluso sin haber visitado el inmueble en venta y, aunque Berlín figura por su atractivo en cabeza de la lista de preferencias, las inversiones se realizan también en otras ciudades como Hamburgo, Múnich o Fráncfort donde los precios son más elevados.