El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha concluido las obras de plataforma ferroviaria en el tramo alavés Arrazua/Ubarrundia-Legutiano I, de 2,5 kilómetros de longitud, incluido en la nueva Línea de Alta Velocidad Vitoria-Bilbao-San Sebastián.

El tramo incluye los viaductos ubicados sobre la A-3008 (85 metros), el río Basachueta (52 metros), la antigua línea de ferrocarril convencional Vitoria-Maltzaga (112 metros) y el que pasa sobre la A-4027 (77 metros), así como el viaducto sobre la N-1, la comarcal A-3002 y el río Zadorra (463 kilómetros), según ha informado Adif en un comunicado.

Para la integración de la infraestructura en el entorno, se han revegetado con arbustos y plantas 141.025 metros cuadrados -lo equivalente a algo más de 14 campos de fútbol-, y se han replantado 998 árboles de especies autóctonas.

En este sentido, Adif ha destacado que invierte una media del 12 por ciento del coste total de las obras en la protección medioambiental del trazado, aplicando medidas de conservación del entorno natural en todos los proyectos de construcción de nuevas líneas ferroviarias.

De hecho, entre Vitoria y Bilbao se revegetarán con arbustos y herbáceas más de 2,43 millones de metros cuadrados -equivalentes a 243 campos de fútbol- y se replantará un total de 118.623 árboles autóctonos.

En este momento, Adif trabaja, a lo largo de once tramos, en un total de 45,5 kilómetros de los 90,2 kilómetros del ramal Vitoria-Bilbao. A ellos hay que sumar los 11,8 kilómetros ya terminados, que se corresponden con los tramos Arrazua/Ubarrundia-Legutiano I, Arrazua/Ubarrundia-Legutiano II y Abadiño-Durango.

Consulta aquí más noticias de Álava.