Izquierda Unida (IU) ha presentado este martes un recurso de urgencia ante la Mesa de las Cortes de Aragón contra la decisión del Parlamento aragonés que impedían tramitar las enmiendas presentadas por este grupo al gasto financiero del proyecto de ley de Presupuestos de Aragón de 2013.

El portavoz de IU en las Cortes autonómicas, Adolfo Barrena, ha explicado en una nota de prensa que "nos negaron la calificación de las enmiendas argumentando la prioridad absoluta del pago de la deuda e intereses de los bancos por encima de los gastos sociales que marca el nuevo artículo 135 de la Constitución, que pactaron PP y PSOE".

Sin embargo, "justamente, ayer, el Tribunal Constitucional dictó una sentencia que aclara que la economía no está por encima del interés general y ello nos ha animado a presentar este recurso; el plazo se nos acababa ayer por la tarde" y el recurso "fue presentado a tiempo".

Ha agregado que este miércoles "debe darse respuesta a nuestro recurso", de forma que esta mañana, al término de la Junta de Portavoces de las Cortes de Aragón, "sabremos si nuestras enmiendas van a poder debatirse o no".

"Hoy sabremos si va a haber oportunidad de que las Cortes de Aragón tengan la oportunidad de votar bancos o personas", algo que "nosotros tenemos muy claro", pero respecto a lo que "sería bueno saber qué opina el Gobierno y ponerle en la tesitura de votar para que la ciudadanía aragonesa sepa la opinión de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi", ha estimado Barrena.

Objetivo de las enmiendas

Las citadas enmiendas de IU pretenden rebajar 245 millones de euros de lo que va a pagarse durante 2013 a las entidades financieras en concepto de créditos y amortizaciones y derivarlos a programas sociales y de creación de empleo.

El portavoz de IU ha señalado que estas enmiendas instan al Gobierno de Aragón a negociar con los bancos deuda, amortizaciones e intereses para acondicionar los pagos a la situación actual.

"Pensamos que los bancos que se han lucrado y obtenido beneficios, que están siendo rescatados con dinero público, deben ser obligados a renegociar y permitir aplazamientos en los pagos, rebaja en los intereses, o cualquier otra medida que permita destinar recursos al gastos social", ha esgrimido.

Asimismo, ha estimado que el Gobierno PP-PAR, que "es duro y restrictivo con los trabajadores y trabajadoras y tan diligente para aplicar recortes en los servicios públicos, debe sentar a una mesa de negociación a los bancos y encontrar soluciones para el gasto social".

Barrena ha manifestado que con los 245 millones de euros que enmiendan "se puede atender a toda la gente que ya no tiene desempleo, ni subsidios, puede crearse empleo" y "no hay que recortar más la educación, ni la sanidad", además de que "se pueden atender las obligaciones con las personas dependientes, puede pagarse el verano a los interinos; en definitiva, puede hacer una política para las necesidades de la gente y no para seguir rescatando bancos".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.