La Coordinadora Andaluza de Representantes de Especialistas Internos Residentes (CAREIR) ha asegurado que la ronda de contactos que mantienen con el director general de Profesionales del SAS, Martín Blanco, y el director general de Calidad, Investigación, Desarrollo e Innovación de la Consejería de Salud, Jerónimo Pachón, para desbloquear el conflicto que les llevó el pasado 19 de noviembre a una huelga indefinida, suspendida desde hace unas semanas de forma temporal, "continúa como hasta ahora", hasta el punto de que "mañana miércoles volvemos a entrevistarnos con los responsables del SAS en un encuentro que comienza a las 9,00 horas".

Alberto Amador, uno de los portavoces de CAREIR, ha asegurado así a Europa Press que las negociaciones "no se han roto" y que las ronda de contactos "continúa con nuevas propuestas", si bien ha admitido que en la asamblea que los MIR celebraron en la tarde noche del pasado lunes "se rechazó por votación la propuesta planteada por el SAS", que consistía en un aumento de la jornada laboral por tramos y de forma progresiva, dependiendo del número de horas de guardia.

En concreto, la propuesta contenía que las horas a descontar de la nómina serían 10 mensuales para los que hagan más de 68 horas al mes de jornada complementaria y cinco mensuales descontadas en nómina para los que hagan más 34 horas, pero menos de 51 horas al mes de jornada complementaria. Recogía también que siempre serían de jornada de lunes a viernes y que nunca se detraerán de guardias de sábados, domingos, festivos o festivos especiales.

"El problema ha venido porque al votar no las asambleas a esta propuesta del SAS pensábamos que la Junta iba a dejar de negociar, por lo que nosotros iríamos de nuevo a la huelga", ha reconocido Amador, quien ha admitido que la Junta "sigue dispuesta a negociar".

Sea como fuere, no ha podido descartar que los MIR decidan finalmente retomar para el próximo viernes 21 de diciembre su huelga indefinida, en el caso de que las rondas de contactos que restan hasta este viernes no lleguen a buen puerto. "El problema es que hay muchos compañeros que ya están cansados de ver que la negociación no progresa", ha reconocido también al efecto.

Precisamente este pasado martes la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha hecho un llamamiento al colectivo de especialistas internos residentes (EIR, antiguos MIR) para que hagan "una desconvocatoria" de la huelga indefinida que aún hoy sólo sigue en suspenso mientras permanecen en negociaciones o, al menos, "que la convoquen para después de las Navidades (ha barajado como fecha el 7 de enero) y así poder conceder todos los permisos y licencias".

A preguntas de los periodistas tras su comparecencia al término de la reunión del Consejo de Gobierno, Montero se ha referido así a la posibilidad de que este colectivo retornase a la huelga esta Navidad si no se alcanza un acuerdo, toda vez que ha asegurado que su departamento "sigue negociando" con los residentes.

Ha asegurado que la actitud de la Junta "siempre ha sido de diálogo" para tener un foro "donde discutir las propuestas", si bien ha recordado que el conflicto nació directamente con una huelga indefinida, "lo que ha dificultad enormemente las posibilidades posteriores de diálogo".

"Cuando un colectivo empieza por la ultima de las bazas, como es una huelga, es difícil revertirlo; eso es una máxima que reconocen todos los que tienen experiencia sindical", ha destacado Montero, quien ha lamentado que "la propia dinámica" que tiene este colectivo "dificulta los acuerdos y creo que es importante decirlo".

Así, ha explicado que son posteriores asambleas de los MIR "las que determinan o no lo que previamente se ha pactado o se ha avanzado en las mesas de negociación", hecho al que ha unido el que a esas asambleas de los MIR "asisten aquellos que voluntariamente quieren asistir, es decir, que la expresión que allí se producen son de las personas que allí se encuentran".

Ha señalado, además, que la suspensión de la huelga indefinida que mantiene este colectivo "es una figura jurídica que no tiene referencia" y ha subrayado que han sido los MIR los que no han querido desconvocar la huelga, "lo que significa que, en cualquier momento, se puede producir su no presencia en los puestos de trabajo". Por tanto, ha advertido, "todas las situaciones de permisos y licencias quedan en stand by".

Ha señalado, con todo, que ya se han acercado posturas, algunas de ellas importantes en términos de calidad, del estatuto del residente y también en conceptos retributivos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.