La consejera de Educación andaluza, Mar Moreno, acude este miércoles a la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, en la que participarán el resto de consejeros autonómicos de la materia y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, dispuesta a insistir en su total "rechazo" a la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) si el texto no modifica aquellos puntos en los que han mostrado discrepancias y propuesto alternativas.

Y es que, a su juicio, la Lomce es un "atentado al modelo de enseñanza pública porque "rompe con la igualdad de los alumnos y rompe con la escuela pública". Al respecto, Moreno ha anunciado que Andalucía "ejercitará todas las acciones que política y jurídicamente pueda en contra de estas agresiones".

La de este miércoles es la segunda Conferencia Sectorial de este mes, después de que la del día 4 estuviera rodeada de cierta polémica por la marcha, a mitad de la reunión, de la consellera de Enseñanza catalana, Irene Rigau, que calificó de "inadmisible" la reforma educativa y pidió la retirada del borrador por el tratamiento que hace del catalán.

Moreno, como también hicieron los representantes de País Vasco, Canarias y Asturias, también manifestó su rechazo al anteproyecto y criticó que el ministro les enviara el texto articulado con menos de 24 horas de antelación, por lo que denunciaron un "defecto de forma" en la convocatoria, contrario al reglamento de la Conferencia Sectorial.

La propia consejera aseguró este lunes en Granada que su postura ante la posibilidad de que los participantes en la sectorial puedan llegar a algún acuerdo es de un "escepticismo" "bastante mayor" que en la anterior al considerar que el Ministerio de Educación no está acercando posturas sino "escuchando al sector más duro" del PP, "a la Conferencia Episcopal y a los representantes de la enseñanza privada".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.