El Juzgado de lo Social número nueve ha fijado para este miércoles 19 de diciembre la vista oral relativa a la demanda promovida contra el despido de Asunción J.M., la ya extrabajadora de la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental (Lipasam) que grabó la polémica conversación en la que el gerente de esta empresa, Francisco José Juan Rodríguez, le aconsejaba supuestamente acercarse a dos concejales del PP para conservar su puesto de empleo.

La propia afectada ha explicado a Europa Press que su defensa ya ha remitido al juzgado, esperando que sea admitida como prueba, la grabación de una conversación producida tres semanas antes de que esta trabajadora fuese despedida en septiembre de 2011 junto a otros cinco empleados, todos ellos militantes del PSOE, alegando causas organizativas.

Así, Asunción defiende que su despido fue "evidentemente ideológico", dada su afiliación al PSOE, pues asegura que en ningún momento se puso en duda su "profesionalidad" ni por parte del gerente ni del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (PP). En este sentido, ha indicado que grabó la conversación por su "preocupación" porque, ya desde antes de las elecciones municipales, "estaba circulando una lista con nombres y apellidos" de personas vinculadas al PSOE en empresas municipales.

Asimismo, ha resaltado que ella es la única mujer entre los seis empleados despedidos de Lipasam en septiembre y que también fue la única a la cual se le "aconsejó", "en un determinado tono", que se "acercase" a dos concejales del PP, Francisco Pérez y Beltrán Pérez; una actitud que ha calificado como "miserable".

El que se inicia este miércoles es el último de los juicios por las demandas de despido presentadas por sus compañeros. Según ha indicado Asunción, de los cinco despedidos que han presentado denuncia, en dos casos han sido declarados procedentes, uno improcedente, y otro está a espera de conocer la sentencia. No obstante, ha apuntado que todos han presentado recursos al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ya que "todos reclaman la nulidad" del despido al considerarlo "ideológico".

El gerente pidió "perdón" y negó "despidos políticos"

Como se recordará, Francisco José Juan Rodríguez, en un comunicado posterior a que la grabación fuese hecha pública, asumió un "error" en este caso, negando despidos políticos y asegurando que estos seis despidos objetivos "obedecieron a causas organizativas después de comprobar que había mucha estructura y que ésta era ineficiente".

Durante la vista oral celebrada el 11 de septiembre por uno de los despidos, el director gerente de Lipasam fue interrogado sobre el contenido de esta grabación, negando seguir directrices políticas y alegando que, cuando conversó con esta trabajadora, afrontaba "una situación muy difícil" al verse obligado a promover despidos en una empresa pública.

Según el director gerente de Lipasam, esta trabajadora le reclamó "ayuda" al ser consciente de que figuraba entre los despidos que planeaba la empresa y "ya que me hablaba tanto de política, le dije que fuera a hablar con los políticos". "Si me pide ayuda y no para de hablar de una adscripción política, que se vaya a hablar con los políticos", aseguraba.

En paralelo, defendía sus "decisiones" a la hora de consumar estos seis despidos objetivos, todos ellos con efectos sobre militantes del PSOE, esgrimiendo a la par que a través de las medidas adoptadas desde la cúpula de Lipasam, esta sociedad municipal tiene actualmente "20 personas menos" en su plantilla como consecuencia de despidos y la no renovación de contratos temporales. La empresa, según el director gerente, estaba "sobre dimensionada" precisamente en un momento de contracción del sector público.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.