La reunión entre Comunidad y sanitarios para negociar las privatizaciones acaba sin acuerdo

Médicos madrileños escenificando la atención a pacientes en la vía pública durante una protesta contra los recortes.
Médicos madrileños escenificando la atención a pacientes en la vía pública durante una protesta contra los recortes.
EFE

La reunión que mantuvieron este martes el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad, Antonio Resino, y los sindicatos de la mesa sectorial (CC OO, Usae, Amyts, UGT, Csit y Satse) para negociar una alternativa al plan de privatizaciones y recortes anunciado por el Gobierno regional conluyó sin acuerdo pasadas las 12.00 horas.

Este era el segundo encuentro que mantenían en dos días los sanitarios y el responsable público. El lunes, los sindicatos presentaron un proyecto para ahorrar más de 500 millones de euros mediante la supresión de cargos diretivos y el recorte del gasto farmaceútico, entre otras. Además, los profesionales de la salud estaban de acuerdo en reorganizar las plantillas y reducir horas extra.

A su vez, el Comité Profesional Médico (que agrupa a la Asociación de Facultativos Especialistas Afem, representantes de los jefes de servicio, coordinadores de planes estratégicos, directores de centros de AP y Colegio de Médicos), hizo llegar a Sanidad un documento en el que apoya la renegociación de los contratos con concesionarias hospitalarias privadas y la reducción de los conciertos de la medicina privada.

Salvo estas últimas, las ideas no desagradaron a la Comunidad, que convocó a los representantes de los trabajadores a un nuevo encuentro para concretar dónde y cuántose podía ahorrar específicamente en cada caso. Sin embargo, no les facilitó los datos de las partidas presupuestarias para saber de dónde sale la cifra de 550 millones de euros de ahorro que quiere conseguir.

Sin embargo, el principal escollo de la discusión, que se manifestó este martes, sigue siendo las externalizaciones. La Comunidad se niega a renunciar a su plan para que sean empresas privadas las que gestionen seis de los nuevos hospitales y 27 centros de salud. Ello a pesar de que, según los sindicatos, esta medida es hasta 119 euros más cara por paciente que la gestión pública.

Se acaba el tiempo

Las partes volverán a reunirse este miércoles a las 09.00 horas para intentar llegar a un acuerdo. Sin embargo, el mismo miércoles comienza la tramitación parlamentaria de los presupuestos regionales para 2013, donde está incluida la reforma sanitaria.

Las cuentas obtendrán el visto bueno de la Asamblea de Madrid el jueves gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, por lo que la introducción de enmiendas tendría que hacerse a contrarreloj o bien, vía modificación del plan una vez aprobado.

Para algunos de los negociadores de los sindicatos, la apertura al diálogo escenificada por el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, ha sido una tomadura de pelo. "Es un paripé", aseguró el secretario general de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), Julián Ezquerra, antes de la primera reunión. "Lo que hacen es marear la perdiz", insistió Pablo Martínez, también de Amyts.

La negociación no comenzó hasta que los profesionales realizaron tres huelgas contra el nuevo modelo de sanidad pública que pretende implantar el presidente Ignacio González. Y ni siquiera lo ha hecho en condiciones favorables para que se llegase a un acuerdo: el anuncio de apertura fue hecho por Lasquetty el pasado jueves; el lunes siguiente, demandó, los sindicatos debían poner encima de la mesa "propuestas concretas" para ahorrar 550 millones de euros, a pesar de que, en el redactado de su propio plan, la Comunidad solo mencionaba que Sanidad iba a contar con 60 millones menos de presupuesto para 2013.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento