Cerca de medio centenar de extrabajadores de Nueva Papelera del Besaya (NPB) se han concentrado de nuevo este lunes ante el Parlamento de Cantabria, donde han lamentado que el plan de recolocación ha sido un "auténtico fracaso" ya que en la actualidad más de 60 empleados están "sin recolocar y sin prestación".

Por su parte, el presidente cántabro, Ignacio Diego, ha admitido, a preguntas de los periodistas antes de iniciarse el Pleno, que "no es sencillo" satisfacer las necesidades de este colectivo, extremo que sería su "mayor ilusión".

"En las circunstancias en las que estamos -ha dicho- no es sencillo dar satisfacción a sus necesidades, que sería mi mayor ilusión". Diego, que desea "cumplir" con los trabajadores, ha defendido que el consejero de Industria, Eduardo Arasti, se ha reunido con ellos, de modo que se han dado "pasos adelante" y se han logrado "esfuerzos añadidos a los que se han hecho ya".

Precisamente, el consejero ha mantenido un breve encuentro a las puertas del Parlamento con los trabajadores concentrados, y se ha mostrado partidario de seguir el proceso iniciado desde que la factoría "fue liquidada por el anterior Gobierno" del PRC-PSOE.

Arasti se ha referido así a la mesa de diálogo abierta y al plan de recolocación establecido, al tiempo que ha reconocido que en el Ejecutivo no tienen "ningún inconveniente" en escuchar y estudiar sugerencias que planteen los trabajadores.

Sin embargo, los antiguos empleados de NPB consideran que, "a día de hoy", el plan de recolocación es "un auténtico fracaso", ya que más de 60 personas están "sin recolocar y sin prestación".

El portavoz de la asamblea de trabajadores, Francisco Pardo Payno, ha señalado a Europa Press algunas alternativas de trabajo planteadas al Ejecutivo, como la posibilidad de "aprovechar" la parte de la fábrica que quedó "intacta" tras el desplome de parte de la cubierta, en febrero de 2011, y formar una cooperativa que daría empleo a unas 20 personas.

"Estamos abiertos a cualquier camino que nos lleve a trabajar", ha asegurado el portavoz, para recordar el compromiso del Gobierno de contactar con el antiguo director de Papelera para abordar un plan de viabilidad.

En este sentido, los trabajadores lamentan que solo haya "palabras y promesas", pero no "avances", y demandan "hechos concretos" para que todos puedan acceder a puestos "estables y de calidad".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.