La subida de la luz rondará el 4% en enero, a la espera de la última subasta de energía del año

  • Los precios se han encarecido un 8% en el último trimestre, por lo que se espera que se produzca esa misma subida en la subasta de energía.
  • El Gobierno compensará esa subida con la congelación de los peajes.
  • No obstante, el Ejecutivo implantará a partir de enero un recargo progresivo que penalizará a los que más electricidad consuman.
Imagen de una subestación eléctrica en Madrid.
Imagen de una subestación eléctrica en Madrid.
EFE

La factura de la luz de aquellos consumidores que están acogidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR) —la mayoría de los hogares españoles— podría incrementarse en un 4% el próximo enero, a la espera de que se celebre este viernes la subasta de energía, que determina un del 50% del precio.

Los precios de mercado en el sector de la electricidad se encarecieron en un 8% en el último trimestre, por lo que se producirá, previsiblemente, una subida de esta magnitud en la subasta. No obstante, como el Gobierno controla el otro 50% del precio de la tarifa, el de los costes regulados o peajes, y ha decidido congelarlo, la subida final no será tan alta y se quedaría en el 4%.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que a partir del 1 de enero se implantará una nueva medida progresiva de recargos en la tarifa de la luz cuando los usuarios superen en un 10% determinados niveles de consumos medios. La medida implicará incrementos de entre el 1 y el 8% en el recibo y se aplicará, precisamente, sobre los peajes.

Por otro lado, la semana pasada, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo reconocía en la memoria económica de la orden de peajes eléctricos para el primer trimestre de 2013 que el déficit de tarifa alcanzará los 1.951 millones de euros en 2012, 451 millones de euros más que el tope legal.

El déficit tarifario es el desajuste que se produce por la diferencia entre los costes y los ingresos del sistema: se genera una deuda de los consumidores con las eléctricas, ya que estos pagan menos de lo que cuesta producir la energía. Las eléctricas lo asumen en su balance y es reconocido por el Estado, que ha decidido trasladar el desajuste a los costes de 2013.

El sobrecoste de 451 millones se debe, sin embargo, a la imposibilidad de cargar los extracostes de la actividad eléctrica de Ceuta, Melilla, Canarias y Baleares sobre los Presupuestos Generales del Estado. Por tanto, se quedarían dentro de la tarifa.

Escenarios hipotéticos

Si, en un caso hipotético, el Gobierno se planteara subir más los peajes —la parte de la tarifa de último recurso sobre la que puede actuar— para paliar el déficit, debería aplicar un alza del 14%, lo que acabaría convirtiéndose en una subida adicional del 7% de la TUR. Sumado este porcentaje al 4% de subida que auguran las subastas, el incremento superaría el 11%.

Por otro lado, si se contaran, también en un escenario especulativo, los costes eléctricos de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, podríamos estar hablando de un déficit de tarifa total de 3.500 millones de euros, que necesitarían una subida de peajes mayor.

Hay dudas de que Industria esté dispuesta a subir la luz en esta proporción, pero al mismo tiempo es muy probable que los PGE no asuman los costes extrapeninsulares y que sea la tarifa la que tenga que soportarlos. Las fuentes del sector matizan que este ejercicio es hipotético, pero ni mucho menos improbable, ya que tarde o temprano Industria se verá abocada a subir los peajes eléctricos para contener la deuda.

Las soluciones podrían pasar porque Industria lograse encajar en los PGE los costes extrapeninsulares, pero dudan de que el Gobierno asuma costes eléctricos en unas cuentas públicas ya de por sí constreñidas por la situación económica o por modificar al alza los límites legales de déficit. Para ello sería necesario un real decreto ley y una aprobación por el Consejo de Ministros.

Todas las hipotéticas subidas de peajes tendrían como objetivo poner orden en el desajuste de 2012, sin abordar el de 2013, en el que Industria ha confiado de nuevo la salud del sistema eléctrico a que los extracostes extrapeninsulares se carguen a los PGE y no a la tarifa.

Industria confía en que en 2013 se cumpla el objetivo de que el déficit sea cero y también cuenta con ingresar 450 millones con las subastas de CO2, con 3.000 millones con la nueva fiscalidad eléctrica y con 2.270 millones en concepto de unos "ingresos extraordinarios" que no ha detallado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento