Niño con la cámara regalada por Castro (PRENSA LATINA)
Niño con la cámara regalada por Castro. (PRENSA LATINA) PRENSA LATINA

El niño cubano de 12 años, Raysel Sosa González, ganó como premio una cámara digital de Nikon en un concurso internacional de pintura sobre medio ambiente celebrado en Argelia y organizado por Naciones Unidas.

Nikon, compañía fabricante de cámaras digitales, se negó a entregarle el regalo ciñéndose al contenido de una cláusula dictada por Washington que prohíbe la entrada en la isla de productos con componentes procedentes de Estados Unidos.

Por lo visto, la cámara digital contiene elementos que están incluidos en la lista que EEUU elaboró durante la crisis de los misiles de Cuba, en 1962.

La noticia se está utilizando como arma en los medios cubanos, en los que se acusa a Nikon de colaborar en las prácticas de EE UU y de participar en el capitalismo occidental.

El gobierno cubano, en un intento de ponerse una medalla frente a la posición americana y la compañía nipona, ha hecho llegar al niño una cámara en compensación.

Poniendo en marcha el mecanismo propagandístico de los medios de comunicación, el niño ha hecho unas declaraciones al diario local 'Juventud rebelde', en el que expresa su felicidad y confiesa su deseo de ver al mandatario cubano cuando éste se recupere, "darle un beso en la mejilla y agradecerle por este tierno gesto".

Por su parte, Nikon ha mostrado su pesar por los extremos a los que se ha llevado la situación. También ha expresado su deseo de regalarle al niño una cámara que no viole el embargo estadounidense.