Atentado en Damasco
Fotografía facilitada por la agencia siria de noticias SANA que muestra a unos policías sirios inspeccionando el lugar donde se ha registrado un atentado con coche bomba ante la sede del Ministerio del Interior sirio en Damasco. EFE

Al menos cinco personas murieron este miércoles y 23 resultaron heridas en las tres explosiones registradas en la sede del Ministerio del Interior en Damasco, según informó este departamento en un comunicado.

La nota, difundida por la agencia oficial Sana, explicó que entre las víctimas hay civiles y personal del ministerio, mientras que un grupo opositor elevó a ocho los muertos y a 40 los heridos.

Por su parte, la televisión estatal indicó que el ministro del Interior, Mohamed al Shaar, y otros altos cargos del departamento salieron ilesos de las "explosiones terroristas", que tuvieron como objetivo la entrada del edificio.

Los estallidos provocaron importantes destrozos en la fachada de la sede ministerial, situada en el barrio de Kafr Susa, en el oeste de la capital, que desde el inicio del conflicto en Siria, en marzo de 2011 ha sido blanco de otros ataques.

De este suceso también se hicieron eco algunos grupos opositores como el Observatorio Sirio de Derecho Humanos, que dijo en un comunicado que los muertos ascienden a ocho y los heridos a cuarenta, algunos graves. De acuerdo a sus informaciones, de las explosiones en Kafr Susa, la más fuerte fue perpetrada con un coche bomba. El Observatorio también apuntó que un artefacto explosivo estalló en un microbús en el barrio damasceno de Mezze, lo que causó tres muertos y veinte heridos.

En los últimos meses se han sucedido las explosiones de artefactos o coches bomba en Siria, sobre todo en Damasco y su periferia, unos atentados de los que el régimen siempre acusa a los "grupos terroristas", como denomina a la oposición armada. Algunos de estos ataques han sido reivindicados por el extremista Frente al Nusra.