Un promotor inmobiliario alquila sus casas no vendidas a familias desahuciadas por 50 euros

  • "El criterio que hablamos con el Ayuntamiento de L'Alcudia fue que las personas que accedieran a ellas hubieran sufrido recientemente un desahucio".
  • Las cinco primeras familias ya han sido seleccionadas y firmaron su contrato de alquiler este lunes 17 de diciembre.
  • En los últimos meses han surgido múltiples iniciativas particulares para aliviar la situación económica de los más afectados por el paro y los desahucios.
  • INICIATIVAS SOLIDARIAS: Un malagueño reparte 1.500 participaciones gratuitas de Lotería a los parados andaluces.
Edificio en L'Alcudia que un promotor inmobiliario ofrece por 50 euros al mes para familias necesitadas.
Edificio en L'Alcudia que un promotor inmobiliario ofrece por 50 euros al mes para familias necesitadas.

Los jueces españoles estiman que, durante la crisis, el número de desahucios se elevó hasta los 350.000 casos. Y el propio presidente del CGPJ anunció este lunes en el Congreso que en 2012 crecieron más de un 130%. Un auténtico drama para muchas familias que, a consecuencia del desempleo, se han quedado en la calle por no poder seguir pagando su vivienda.

La semana pasada, 20minutos.es comentaba el caso de una familia de Bilbao que, hartos de escuchar las dificultades con la hipoteca que pasaban muchas familias, decidió poner un anuncio para ofrecer gratis un piso en Gijón a quien más lo necesitase. Pero no han sido los únicos que, disponiendo de viviendas desocupadas, han decidido ponerlas a disposición de quienes se han quedado sin techo.

Siguiendo la estela de esta pareja bilbaína, Antonio Gimeno, un promotor inmobiliario madrileño, ha decidido entregar a cambio de unos simbólicos 50 euros las 25 viviendas de un edificio que su constructora Bigeco posee en la localidad valenciana de L'Alcudia... y que está completamente deshabitado.

"Está vacío desde hace dos años. No se ha podido colocar ninguna vivienda porque la situación del pueblo es bastante complicada, no existe demanda para poder venderlos", comenta Gimeno a este medio. "Siendo humildes, no nos podíamos quedar quietos viendo lo que está ocurriendo. Es un contrasentido que existan viviendas vacías y que la vez se produzcan desahucios de familias españolas".

La decisión sobre qué familias podrán acceder a estas casas valoradas en unos 170.000 euros —de casi 100 metros cuadrados y tres dormitorios— la tomará el Ayuntamiento de la localidad. "El único criterio que pactamos con el consisitorio fue que hubieran sufrido recientemente un desahucio. En el pueblo ha habido diez ejecuciones hipotecarias y son los primeros que se atenderán", afirma Gimeno. "Las personas deben disfrutar de nuevas oportunidades en su vida".

Primero, los desahuciados

Las cinco primeras familias ya han sido seleccionadas y firmaron su contrato de alquiler este lunes 17 de diciembre. Una de ellas, un matrimonio formado por una leonesa, Isabel, su marido dominicano y sus tres hijos de 18, 6 y 5 años. "Vamos a poner un límite de diez años, como si fueran dos renovaciones de alquiler de cinco años; nos parece un plazo razonable para salir de una situación de dificultad", especifican en Bigeco.

Bigeco ha decidido ceder el uso de este edificio durante 10 años a la Fundación Todo Ayuda, una organización de ayuda solidaria que ha sido creada expresamente por Gimeno y otros socios amigos para lanzar este proyecto en L'Alcudia. La mitad de los 50 euros que Bigeco recibirán por cada vivienda irá destinados a los gastos de mantenimiento del edificio. El otro 50%, según el promotor, se dedicará a la obra social que lleve a cabo el Patronato de la fundación.

Gimeno niega sin embargo que el objetivo de crear la Fundación como paraguas del proyecto pretenda lograr deducciones fiscales. "Las exenciones alcanzarán el IBI de las viviendas, el gasto de Comunidad del que se hará cargo el Ayuntamiento, y poco más. Son cantidades muy pequeñas comparadas con el valor del activo, que ya lo hemos perdido porque no podemos vender las casas construídas", puntualiza el promotor madrileño. "También es importante recuperar la imagen de las promotoras inmobiliarias, que ha sido bastante mala durante la crisis".

El siguiente proyecto de Gimeno es finalizar las obras de un edificio de 40 viviendas de protección oficial en Vinaroz, Castellón, que pretenden igualmente dedicar a alquiler social el próximo año. Y ya son varios los ayuntamientos de otras comunidades como Madrid o Castilla La Mancha, dice este promotor, interesados en su iniciativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento