Ayudas al circulante y planes de refinanciación para préstamos vivos por valor de unos 150 millones de euros. Esa es una de las principales reclamaciones que los productores lácteos trasladan a la Xunta, puesto que hay explotaciones "con serios problemas de supervivencia" a corto plazo.

Los responsables de los sindicatos agrarios —Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y Sindicato Labrego Galego— mantuvieron ya su primera reunión con la Consellería de Medio Rural después del pacto firmado el pasado viernes con el presidente de la Xunta, que se comprometió a garantizar una subida del precio de la leche a partir de enero, de forma que cubra los costes de producción en las granjas.

Centrales y Administración trazaron este lunes "la hoja de ruta" sobre la que pretenden avanzar en una mesa de trabajo que celebrará al menos otras dos reuniones antes de que finalice el año. La primera, el lunes o el martes de la semana que viene, según ha explicado a Europa Press el líder de Xóvenes Agricultores (XX.AA), Francisco Bello.

En el primer contacto, los ganaderos expusieron a la consellería las dificultades de en torno al 50% de las explotaciones gallegas —en total son unas 11.000—, que están afectadas por esos 150 millones de euros de préstamos que todavía no pudieron pagar y solicitaron en su día al amparo de programas de modernización de la Xunta.

Demandan estudiar "caso por caso" y, así, en algunos, recibir subvenciones para poder acabar de pagar las inversiones que acometieron y, en otros, refinanciar la deuda en condiciones más favorables. Francisco Bello apunta a la elaboración de los presupuestos gallegos de 2013, donde los ganaderos quieren que se reserve una partida a este fin.

Sensibilidad de los bancos

Además, calculan que "la mayor parte" de esas operaciones se realizaron con Novagalicia Banco, por lo que, en el encuentro del lunes, también expresaron sus dudas al respecto del futuro de la entidad financiera gallega.

"En la consellería están abiertos a todo, hay mucha sensibilidad... Habría que ver luego la sensibilidad de los bancos", indica Bello, quien manda así un mensaje a las entidades.

Base territorial y costes de producción

El segundo punto de la hoja de ruta tiene por objeto conseguir ampliar la base territorial de las granjas. Es un objetivo "más a medio plazo" y, además, para lograrlo, existen "diferencias" entre las organizaciones, según señala el secretario xeral de Xóvenes Agricultores.

La Xunta, por su parte, confía en lograr "herramientas" que permitan poner a disposición de los productores más superficie, sin destacar en sus manifestaciones los resultados del Banco de Terras en los últimos años.

En un tercer y último punto figuran los costes de producción. Las organizaciones agrarias y también Medio Rural abogan por elaborar índices de referencia que permitan fijar una base por debajo de la cual no debería situarse el litro de leche.

En concreto, Bello señala al observatorio de precios agrarios del ministerio, y opina que en esta tarea "habría que trabajar en el ámbito nacional".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.