La primera reunión de este martes entre representantes del Comité Intercentros de Paradores, integrado por CC.OO. y UGT, y la dirección de la cadena hotelera ha finalizado "sin avances", si bien ambas partes han acordado intensificar las negociaciones sobre el ERE, que afecta a 644 trabajadores, casi el 14% de la plantilla.

"Hemos constatado una vez más que la empresa no tiene voluntad de negociación", señalaron fuentes sindicales a Europa Press, que explicaron que la compañía es "inflexible" ante la petición de CC.OO. y UGT de retirar el ERE, que implica el cierre de siete establecimientos.

Según explicaron las mismas fuentes, se trata de "una línea roja" en la que la compañía no va a ceder, aunque la dirección ha mostrado que existe "cierto margen" para negociar.

Para los sindicatos el plan de ajuste presentado es "complejo" y ante la "delicada situación" que atraviesa la compañía, han emplazado a la dirección de Paradores a prolongar la negociación hasta el próximo mes de febrero, propuesta que la cadena ha rechazado.

Paradores ha fijado como fecha límite para alcanzar un acuerdo el próximo 3 de enero. No obstante, ambas partes ha acordado intensificar las negociaciones para lo que han modificado el calendario inicialmente previsto y volverán a sentarse a la mesas el próximo lunes, 17 de diciembre, y el martes, 18 de diciembre.

Entre las propuestas sindicales, ajustes sin necesidad de acudir a cierres estables, prejubilaciones —la edad media de la plantilla es de 46 años— y oferta la salida voluntaria de la empresa con indeminizaciones aceptables, que paradores cercanos sean gestionados bajo una sola dirección, convertir la central de reservas en una central de comercialización, adecuar el trabajo de los comerciales o utilizar el cierre vacacional en vez de convertir a los paradores en establecimientos de temporada.

"Los trabajadores estamos luchando, con el apoyo de CC.OO., UGT y CGT para que la red continúe siendo una empresa pública como ha sido desde hace 80 años y para que siga siendo un referente mundial en el sector de la hostelería y el turismo, y el mejor embajador de la marca España", señalaron fuentes sindicales.

De momento, el Comité Intercentros de Paradores mantiene los paros anunciados para Nochevieja y Año Nuevo, su presidente, Enrique Sánchez, señalaba hace unos días que los sindicatos contemplan nuevas movilizaciones durante este mes.

Medidas contempladas en el plan.

Los siete paradores para los que la hotelera plantea el cierre total son el de Albacete, el de Manzanares (Ciudad Real), Ayamonte (Huelva), Ferrol (A Coruña), Puerto Lumbreras (Murcia), Teruel y Verín (Ourense), así como cierres temporales en otros 27 establecimientos de la red, que alcanza los 94 hoteles.

Los sindicatos han mostrado su "más absoluto rechazo al plan", que afectará a unos 1.500 trabajadores de los 4.600 que tiene en plantilla (400 en servicios centrales), incluidas las salidas, y han pedido "la dimisión del Comité de dirección de la cadena hotelera".

Según Paradores, "la situación financiera de la compañía es insostenible" ya que a la caída de la demanda (pasando de un índice de ocupación del 70% en 2007 a un 52% en 2012) se unen las pérdidas acumuladas de 77 millones hasta 2011, además de las pérdidas previstas para 2012 que ascienden a otros 30 millones.

Hasta octubre de este año, Paradores, que acumula un déficit de 110 millones de euros, logró ahorrar en torno a 20 millones de euros, con la aplicación de su plan de ajuste que contemplaba, entre otras medidas, la reducción de costes operativos, de consumos y de gastos comerciales, así como la optimización de los procesos internos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.