El PSOE, Izquierda Unida (IU), Unión, Progreso y Democracia (UPyD)y Compromís-Equo han cargado contra la decisión del arquitecto valenciano Santiago Calatrava de trasladar el registro de su sociedad de Madrid a la ciudad suiza de Zurich y, en declaraciones a Europa Press, han emplazado a las administraciones a cerrarle el grifo de los contratos públicos.

El portavoz del PSOE en la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas, Pedro Saura, no cuestiona la capacidad técnica de Calatrava como arquitecto, pero sí ha defendido la necesidad de que las instituciones públicas se replanteen su relación con personas que, como él, están "a camino entre la elusión y la evasión fiscal". "Es una inmoralidad", ha sentenciado.

DESLEAL

En términos similares se ha manifestado el diputado de IU por Asturias, Gaspar Llamazares, para quien Calatrava "no merece" ningún contrato con administraciones públicas, las cuales, a su juicio, deberían cerrar acuerdos con personas que sean "fiables" desde el punto de vista de su compromiso fiscal y social y que no eludan su responsabilidad fiscal con el Estado.

"Éste no es el caso —ha reseñado Llamazares—. Calatrava demuestra una actitud de desequilibrio y deslealtad puesto que acepta los contratos españoles, pero se niega a contribuir por ellos a las arcas públicas".

Ha vivido del dinero público

También la líder de UPyD, Rosa Díez, ha arremetido contra el arquitecto, al que ha reprochado su "insolidaridad". "Más allá de que sea un profesional acreditado, ha vivido fundamentalmente del dinero público", ha comentado, por eso, considera que se le puede exigir "un poco de corresponsabilidad". A su juicio, si las administraciones siguieran contratándole, se ganarían "el premio al tonto del año".

Igualmente, el representante de Compromís-Equo en el Congreso, el valenciano Joan Baldoví, ha criticado que Calatrava traslade su sociedad a Zurich tras haber "saqueado" las cuentas públicas de la Comunidad Valenciana.

"Es algo absolutamente inmoral que debería llevar a las instituciones a dejar de contratar a un hombre que es insolidario con tanta gente que lo está pasando mal en su país", ha insistido Baldoví, para quien el arquitecto es una persona "absolutamente reprobable".

Consulta aquí más noticias de Asturias.