El grupo de empresas Sando ha finalizado la reestructuración financiera de su deuda, reduciéndola en 361,7 millones, tras un nuevo acuerdo que se ha firmado por cinco años y por el que disminuye su pasivo a 704,7 millones de euros y separa el área de construcción de los riesgos inmobiliarios.

Según indica Sando en una nota, el acuerdo le aporta a Sando "un periodo de carencia de capital de cinco años, es decir, una financiación 'bullet' a vencimiento en 2017, y proporciona líneas de circulante al área de Construcción por más de 220 millones de euros". Parte de esta deuda se ha convertido en deuda de carácter participativo para reforzar la solvencia a largo plazo del grupo de empresas Sando.

La reestructuración financiera se ha suscrito con grupo de entidades bancarias —sindicato bancario— que ha recibido a cambio activos inmobiliarios de la compañía y en el mismo, se ha contado con el asesoramiento de Deloitte, Clifford Chance y Cuatrecasas.

Esta operación "dota al grupo de empresas Sando de la estabilidad financiera necesaria para su viabilidad durante los próximos años, de acuerdo con su plan de negocio, orientado a la construcción de obra civil dentro y fuera del país".

Sando es una compañía internacional situada entre las primeras empresas del sector de la construcción, caracterizada por su capacidad técnica, solidez, sostenibilidad y solvencia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.