El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha comprometido a tener pagada la deuda que mantiene con la Universidad de Alcalá —y que en su inmensa mayoría procede del Gobierno de José María Barreda— en el año 2015.

Así lo han asegurado el consejero de Educación, Marcial Marín, y el rector de la Universidad, Fernando Galván, a la salida de la reunión mantenida con la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, en el Palacio de Fuensalida en Toledo.

La Junta pagará esta deuda mediante tesorería en 2013, mientras que en los años 2014 y 2015 habrá una "sobreaportación en la transferencia nominativa", de modo que en último año quede regularizada, ha explicado el consejero. La cantidad presupuestaria consignada por la Junta entre la transferencia nominativa y las inversiones asciende a 6,3 millones, según han informado a Europa Press fuentes de la institución universitaria.

La universidad estima que la Junta le debe unos 16 millones desde 2009 hasta ahora, aunque una pequeña parte se ha saldado este año. El pago de tesorería en 2013 será de 7,8 millones, que se unirán a la transferencia nominativa, ha indicado Marín.

"Hay que decir alto y claro que en los años 2009, 2010 y 2011 la Universidad de Alcalá fue engañada por el Gobierno socialista pues pintaban unas cosas en los presupuestos y luego reconocían la mitad y pagaban mucho menos", ha aseverado.

Esta situación —ha añadido— provocó una deuda elevadísima que ha puesto en serio peligro la sostenibilidad de la Universidad de Alcalá, pero el Gobierno de Cospedal ha abonado más de 9,2 millones desde que llegó al poder, lo que ha "supuesto su mantenimiento".

Se mantienen las titulaciones

El consejero ha agregado que tras la reunión de hoy "está garantizada la sostenibilidad" después del "gran engaño" del Gobierno socialista. Además, la Junta se ha comprometido a garantizar el mantenimiento de las dos nuevas titulaciones implantadas los dos últimos cursos (Comunicación Audiovisual y Traducción y Lenguas Modernas), con su correspondiente dotación para que tengan la infraestructura y el profesorado necesario.

El consejero ha recalcado el compromiso de la presidenta con la universidad y su deseo de "ir de la mano" para convertir a Guadalajara "en una gran ciudad universitaria", así como para conseguir fondos de investigación procedentes de la Unión Europea.

El rector, por su parte, ha valorado "muy positivamente" el compromiso del Gobierno para saldar esa "deuda histórica", pues de lo contrario se pondría a la universidad en una situación "bastante crítica". También ha valorado el compromiso por el mantenimiento y la consolidación de las nuevas titulaciones, que era lo que más le preocupaba.

El rector, que ha calificado la reunión como "muy grata", ha explicado que el Campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara cuenta con unos 3.000 alumnos.

Tras este "muy satisfactorio" acuerdo, la institución universitaria ha decido no seguir adelante con el proceso para reclamar judicialmente este dinero, añaden estas fuentes de la UAH. A mediados del pasado noviembre se conoció que la Universidad había interpuesto una reclamación para cobrar esta deuda, "algo que hay que hacer de manera previa a la vía judicial".

Consulta aquí más noticias de Toledo.