Los autónomos de Castilla-La Mancha tienen facturas pendientes de cobro de las administraciones públicas por valor de 368 millones de euros, según se desprende de la encuesta realizada por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA a unos 900 trabajadores autónomos de la región.

Según ha informado ATA en un comunicado, las deudas son las acumuladas desde enero y hasta finales de noviembre de 2012 así como las facturas pendientes que no se pudieron acoger al Plan de Pago a Proveedores que llevó a cabo el Gobierno central y autonómico en el primer semestre del año.

Según el análisis realizado por el Observatorio del Trabajo Autónomo para ATA, los autónomos de Toledo son los castellano-manchegos que más padecen la morosidad de las administraciones públicas —Gobierno autonómico, diputaciones, entes locales y empresas públicas—, con un importe estimado en facturas pendientes de cobro de 125,5 millones de euros, lo que representa el 34,1 por ciento del total de la cuantía de dinero que se adeuda.

Los autónomos de Ciudad Real y Albacete se ven también gravemente afectados por la morosidad pública, con una deuda por parte de las administraciones públicas de 88,7 millones de euros en primer caso y de 68,8 millones de euros, en el de los autónomos albaceteños.

El estudio evidencia, según ATA, que los autónomos de Toledo y Ciudad Real son los que más sufren la morosidad y concentran el 58,2 por ciento de la deuda pública con los autónomos y microempresas de Castilla-La Mancha.

Los autónomos de Cuenca tienen 48,9 millones de euros en facturas por cobrar, lo que supone un 13,3 por ciento de la deuda total, mientras que los trabajadores por cuenta propia de Guadalajara son los autónomos castellano-manchegos que menos facturas pendientes de cobro tienen de las Administraciones, en torno a 36,1 millones de euros.

Días de media en cobrar

Según el informe, los autónomos y pymes de la región cobran sus facturas atrasadas de las Administraciones en un tiempo medio de 164 días, un día por encima de la media nacional, donde los autónomos tardan 163 días en cobrar sus facturas, incumpliendo así la Ley de Morosidad y la futura Directiva Europea de la UE obligará a la Administraciones en 2013 a pagar en 30 días.

Si se desglosa el tiempo que tardan los autónomos en cobrar sus facturas, la encuesta realizada para ATA Castilla-La Mancha pone de manifiesto que uno de cada tres autónomos castellano manchegos —el 38,7 por ciento— tarda en cobrar más de seis meses y sólo el 13,1 por ciento cobra antes de 90 días de las administraciones públicas.

Según la presidenta de ATA Castilla-La Mancha, Rosario Moreno-Opo, "un país serio que quiere ganarse la credibilidad de los mercados, los ciudadanos y el resto de Europa, no puede permitir que sus administraciones tarden más de seis meses en hacer frente a sus obligaciones con los autónomos".

En este sentido, ha recordado que "uno de cada cinco autónomos que cierran su negocio en la actualidad es como consecuencia de la morosidad pública", de ahí que las administraciones públicas "tienen que trabajar para conseguir dar cumplimiento a los plazos establecidos en la Ley de Morosidad", ha señalado Moreno-Opo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.