El teniente de alcalde vigués, Carlos López Font, ha criticado la "grave irresponsabilidad" del Partido Popular después de que los acaldes de esta formación no asistiesen el lunes a la reunión de la Junta de Gobierno de la Mancomunidade y ha achacado lo ocurrido a una "operación política de agresión a Vigo".

En declaraciones a los medios, López Font consideró que el plante de los regidores populares fue un "desacato con respecto a la legalidad" y recordó que la Junta de Gobierno de la Mancomunidade de Vigo —que no se pudo celebrar por falta de quórum— iba a abordar el pago de una deuda con Hacienda por valor de unos 9.000 euros y originada en el Ayuntamiento de Gondomar, también del PP.

El edil socialista acusó a los populares de usar las instituciones con fines "partidistas" y, en alusión a las justificaciones de los alcaldes a la hora de no presentarse en la reunión, consideró que "ni entre ellos se ponen de acuerdo", como en una "jaula de grillos".

En el caso particular de O Porriño, se mostró "sorprendido" de que el regidor, Nelson Santos, diga que llevará al próximo pleno municipal su salida de la Mancomunidade y, en ese sentido, le pidió que, además de ese punto, lleve también a la sesión plenaria la "cancelación de la deuda de 2 millones de euros con Vigo".

A juicio de López Font, lo ocurrido el lunes se enmarca en una "operación política de agresión a Vigo" que, según añadió, tiene como "culpables" a Louzán y Figueroa, a quienes acusó de pretender "gobernar Vigo desde fuera".

En cuanto a la situación en la que queda la deuda con Hacienda tras no haberse podido aprobar el pago en la junta que estaba convocada para el lunes, el concejal socialista y teniente de alcalde vigués apuntó que desde la Presidencia de la Mancomunidad —que ostenta el regidor olívico, Abel Caballero— se "buscará una solución a este grave incumplimiento".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.