La Audiencia Provincial de Cádiz ha dictado una orden de busca y captura contra un militar que este lunes no compareció a la sesión en la que se le iba a juzgar por la presunta agresión a un compañero y causarle la pérdida de un globo ocular, encontrándose el reseñado en paradero desconocido.

Según han indicado a Europa Press fuentes jurídicas, la orden ha sido dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial, que este lunes se veía obligada a suspender el juicio señalado por incomparecencia del acusado.

Según el escrito de calificación fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, los hechos por los que iba a ser juzgado el reseñado tuvieron lugar en octubre de 2008, cuando, al parecer, se enzarzó en una discusión con varios compañeros de su acuartelamiento —el Tercio de la Armada de San Fernando— después de que uno de ellos bailase con una mujer en una discoteca.

Supuestamente, esta persona empezó a increpar y a amenazar a su compañero, que optó por marcharse del local. No obstante, habría sido seguido por el acusado, quien de forma inesperada arrojó un vaso de cristal contra la cara del anterior, causándole la pérdida del ojo ocular izquierdo.

A juicio del Ministerio Fiscal, los hechos son constitutivos de un delito de lesiones, solicitando una pena de diez años de prisión, además de la prohibición de no acercarse a la víctima a menos de doscientos metros durante diez años. Además, reclama una indemnización que supera los 93.000 euros por las lesiones causadas.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.