El grupo de IU en el Ayuntamiento de Málaga propondrá al equipo de gobierno del PP medidas para garantizar el suministro de agua a las familias sin recursos y gravar a los que más gastan. Para ello, presentará una moción en la próxima Comisión de Pleno de Medio Ambiente, según ha informado su portavoz, Eduardo Zorrilla.

En este sentido, Izquierda Unida pedirá que se modifique la naturaleza jurídica del coste del agua, para que vuelva a ser una tasa pública y deje de ser un precio privado, "porque a medio-largo plazo tendrá como desenlace un incremento en las tarifas, ya que la ley impide que las tasas se cobren por encima del coste del servicio, mientras que con la nueva forma sí se puede hacer".

Zorrilla ha recordado en un comunicado que la ONU dio rango de "derecho humano esencial" al disfrute de agua potable y al saneamiento, por lo que pedirá que "se estudie la creación de un nuevo tramo de tarificación o la fórmula más adecuada para la exención del pago a los consumos de hasta 20 litros de agua limpia por persona y día como derecho mínimo de acceso".

Asimismo, propondrá que se estudie la creación de nuevos tramos para que aquellas familias con ingresos mínimos o inexistentes puedan acogerse a un sistema que prácticamente les exima del pago, puesto que "la cuantía económica de las tarifas puede calcularse teniendo en cuenta la capacidad económica de los sujetos".

Del mismo modo, Zorrilla abogará por la creación de un nuevo tramo para los más derrochadores y superconsumidores , que grave la utilización del agua con uso comercial.

Nuevas bonificaciones

También insistirá en que se estudie la creación de nuevas bonificaciones y la mejora de las existentes para colectivos como familias numerosas, monoparentales con hijos a su cargo, personas mayores y pensionistas, las que se encuentran en riesgo de exclusión social o desempleados de larga duración sin prestación.

El portavoz de IU demandará que, al igual que otras empresas públicas de aguas, se permita aplazar la fecha de pago de las facturas ante dificultades para abonar dichos recibos, dando así "un margen para reunir el dinero necesario para afrontar dichas liquidaciones y evitar posibles cortes de suministro", así como que se autorice el fraccionamientos de recibos. De esta manera, ha precisado, "las personas con dificultades no tendrán que abonar esta cantidad en un solo pago".

Por último, Zorrilla reclamará que se elimine el recargo por impulsión que penaliza a aquellos casos en que las necesidades de impulso sean más elevadas por situarse las instalaciones a un nivel superior a la depuradora de Emasa en El Atabal, así como el establecido por ubicación del contador en el interior de la vivienda, porque, según ha afirmado, "penalizan a los hogares más humildes de la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Málaga.