La Diputación Foral de Álava ha elevado de cuatro a cinco años el plazo de prescripción de las deudas tributarias, con el objetivo de reforzar la lucha contra el fraude fiscal.

El Ejecutivo foral ha aprobado este martes el Proyecto de Norma Foral de modificación del plazo de prescripción, tal y como acordaron en pleno las Juntas Generales de Álava el pasado 12 de julio.

El objeto de este nuevo texto normativo es elevar de cuatro a cinco años el plazo de prescripción de las deudas tributarias contraídas con la Administración, y "reforzar así la lucha contra el fraude". La Diputación ha destacado que las medidas contra el fraude tributaria han permitido que entre enero y agosto hayan aflorado 103 millones de euros.

Con la nueva norma, se pretende que prescriban a los cinco años los derechos de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación y para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas y autoliquidadas.

También prescribirá en ese plazo el derecho a solicitar las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías, así como el derecho a obtener las devoluciones derivadas de la normativa de cada tributo, las devoluciones de ingresos indebidos y el reembolso del coste de las garantías. También se aplica esa plaza para imponer sanciones tributarias.

Por otra parte, la Diputación ha aprobado la modificación de los porcentajes de retención aplicables a los rendimientos de trabajo en el IRPF. Bajo la previsión de una deflactación de la tarifa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en un 1,5 por ciento y una actualización de las deducciones familiares en otro punto y medio porcentual, el Consejo de Diputados ha dado luz verde a una nueva tabla de los porcentajes de retención aplicables a los rendimientos del trabajo en el IRPF a partir del 1 de enero de 2013, armonizada con las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa.

Consulta aquí más noticias de Álava.