La Patrulla de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Playa de la Américas ha intervenido 410 kilos de pescado, así como los instrumentos utilizados para su captura por un grupo de cuatro pescadores furtivos que actuaban en la costa sur de Tenerife.

Según una nota de la Benemérita, los hechos tuvieron lugar la semana pasada en el muelle de Los Gigantes, en Santiago del Teide, cuando los cuatro pescadores comenzaron a descargar de una embarcación varios arcones nevera, barreños y otros recipientes útiles para contener pescado.

Una vez fueron identificados, los agentes registraron la carga y comprobaron que habían capturado mediante la pesca submarina 410 kilos de pescado de distintas especies de interés pesquero en aguas de Canarias, tales como abadejos, meros, sargos y viejas.

Para la captura de los peces usaron fusiles de pesca submarina y equipos o complementos para esta actividad reglada, todo ello sin contar con las correspondientes autorizaciones y contraviniendo lo establecido en la Ley de Pesca de Canarias.

Los agentes pudieron comprobar que los denunciados tiraron al mar parte del contenido de los recipientes incautados antes de ser descubiertos, por lo que no se puede determinar la cantidad exacta de la captura real.

Según el Seprona, estas capturas descontroladas y masivas suponen un perjuicio grave para el sector pesquero de esta zona de la isla, y el gran volumen de especies intervenidas, casi media tonelada, supone una de las mayores incautaciones realizadas en esta zona a submarinistas, donde diariamente la pesca furtiva se convierte en algo cotidiano.

Las capturas fueron depositadas en una zona habilitada de un puerto pesquero cercano y al día siguiente se entregaron en centros benéficos de la zona.