La vicesecretaria de Organización, Electoral y Política Municipal del PP andaluz, Ana María Corredera, ha considerado "increíble" que el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, se adhiriera ayer "a la totalidad" del manifiesto de los rectores andaluces sin asumir "ni un poquito de su responsabilidad" en materia de Universidades.

En rueda de prensa, Corredera ha señalado que la Junta de Andalucía es la "competente en la financiación" de las academias de la comunidad y, por tanto, la que "incumple" la Ley Andaluza de Universidades y la que "mira para otro lado como si no fuera con ella" cuando los alumnos y los rectores protestan por los recortes.

Siguiendo esta misma línea argumental, ha recordado que la Administración autonómica "debe a las Universidades andaluzas 750 millones de euros" de los que solo les ingresó 25 millones a principios del curso 2012-2013 para que pudieran empezar a funcionar. De esta deuda, según Corredera, 426 millones son "solo para transferencias corrientes y nóminas", razón que obliga a las academias a "adelantar ellas el dinero para becas e investigación".

Por ello, y tras considerar a la Universidad "como un servicio público esencial", la 'popular' ha exigido a Ávila que no la trate como a "otro proveedor más" y, sobre todo, que no la "asfixie económicamente". También le ha pedido que no utilice a los estudiantes universitarios como si fueran "balines" con los que "confrontar con el Gobierno central".

"Tiene tela marinera que utilice así a los universitarios cuando no les da ni agua", ha sentenciado Corredera, quien también ha reprochado a los rectores que en su manifiesto no hagan referencia alguna a la deuda que mantienen las comunidades autónomas con ellas y que, según ha apostillado, son las que tienen las "competencias" en esta materia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.