El diputado de Compromís Fran Ferri ha lamentado la dificultad que la vicerrectora de Estudios de la UPV ha denunciado en la gestión de las becas universitarias del Ministerio de Educación para el próximo año. En este sentido, ha advertido de que de estas ayudas "depende el futuro de muchos jóvenes y de nuestro país", por lo que ha pedido a los poderes públicos que traten este asunto con "delicadeza" y "urgencia".

Ferri, que se ha expresado de esta manera en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, ha destacado que la vicerrectora de Estudios de la UPV ha dicho a través de las redes sociales que "no está teniendo ninguna facilidad" para gestionar las becas del Ministerio de Educación.

Así, ha explicado que el programa informático que gestiona estas ayudas "no ha funcionado hasta última hora" y que "de las 12.000 personas que se contratan anualmente para ayudar en la gestión de las becas, no se han contratado este año". Además, "a dos días para que se envíen todas las becas a Madrid para que se gestionen, han pedido que se envíen los DNI fotocopiados de los alumnos y de sus padres", ha apuntado.

Esto "dificulta gravemente la gestión de estas becas y puede suponer que muchos alumnos se queden sin tener beca este año", ha apuntado Ferri, que ha alertado de que el Gobierno "echará luego la culpa a las universidades públicas".

Becas de la generalitat

Por otro lado, el diputado de Compromís ha lamentado que la Generalitat valenciana haya comunicado a cerca de 600 alumnos universitarios que no tienen derecho a la beca "que se les había concedido" para hacer frente al pago de la matrícula del curso pasado.

Ferri ha explicado que en julio de este año "se les dijo —a los alumnos— que se les había concedido, luego les enviaron un mail informado de que entraban en concurrencia competitiva por una reducción de la partida presupuestaria y, al final, en octubre les han dicho que no tenían derecho a beca y que tenían que hacer frente al pago de la matrícula del año pasado".

"Esto —ha advertido— puede traer como consecuencia que si no se paga la matrícula, los estudios cursados por un alumno el año pasado no consten en su currículum universitario.

Por ello, Compromís ha pedido a los rectores de las universidades públicas valencianas que "no anulen las matrículas de los alumnos que no puedan pagar" y se declaren "insumisos de alguna manera" en esta cuestión. Además, ha exigido al Consell que pague las becas que había concedido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.