Iberia
Aviones de la flota de Iberia en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Fernado Alvarado/ EFE

Los sindicatos UGT, CTA Vuelo, CCOO, USO, Asetma y Sictpla han invitado este martes a negociar a Iberia y han anunciado que, si no se alcanza un acuerdo, interpondrán jornadas de huelga que comenzarán el 7 de enero de 2013.

El presidente del Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (Sitcpla), Antonio Escobar, ha señalado, al término de una reunión de estas organizaciones sindicales, que dejan el mes de diciembre como "tregua", tras la desconvocatoria de seis jornadas de paros previstas para la semana del 14 y al 21 de este mes, anunciada este lunes.

Iberia espera que, a partir de ahora, se agote la vía del diálogo antes de recurrir a mediadas drásticas Asimismo, los sindicatos han instado a la compañía a una nueva mediación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), donde anunciaron la supresión de la huelga, con carácter "inmediato" durante un periodo que "la dirección de Iberia debe aprovechar", ha explicado Escobar.

En su opinión, los sindicatos han demostrado su "buena fe y la inequívoca intención de alcanzar los acuerdos necesarios con Iberia para garantizar el futuro de la compañía y de sus trabajadores".

Por su parte, Iberia ha programado diferentes reuniones con todos los colectivos de la compañía -tierra, pilotos y tripulantes de cabina (TCP)- para el próximo jueves 13 de diciembre, con la intención de iniciar "cuánto antes" las negociaciones sobre el plan de reestructuración, que prevé el recorte de 4.500 empleos, el abandono de rutas y la segregación de actividades de mantenimiento y servicios en tierra.

La compañía ha informado, en un comunicado, de que ha convocado para el próximo jueves a distintas reuniones a los representantes de los colectivos de tierra, pilotos y TCP. Iberia ha vuelto a apelar a la responsabilidad de los sindicatos para que se sienten a negociar una propuesta que contribuya a la viabilidad de la empresa y garantice su futuro, apunta en su nota de prensa.

La compañía espera que, a partir de ahora, se agote la vía del diálogo antes de recurrir a mediadas drásticas como la huelga que, con la simple convocatoria, causan un grave daño a la empresa y a los clientes.

Iberia ha recordado que, a petición de los sindicatos, acudió este lunes al Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), pero la reunión terminó sin acuerdo, pese a que la dirección de la compañía "demostró la máxima flexibilidad hacia las propuestas que habían hecho los representantes".