La compañía petrolera Petronor ha adjudicado a Inbisa Construcción las obras de mantenimiento en su refinería de Muskiz, en Bizkaia, consistente en la reparación del pavimento flexible que comprende una superficie de actuación de alrededor de 24.000 metros cuadrados.

Según ha informado la compañía en un comunicado, Inbisa Construcción está realizando, además, la pintura de marcas y toda la señalización vial en más de tres kilómetros de pavimento y acometerá la sustitución o reposición de las barreras de protección metálicas, así como de las bandas de control de velocidad y la ejecución de 10 badenes.

Asimismo, Inbisa Construcción ha finalizado ya la cimentación del motocompresor de la refinería. Los trabajos de obra civil para la instalación de una nueva unidad de compresión -que actuará como reserva, en caso de indisponibilidad del compresor existente- se realizaron durante cuatro meses en una superficie total de 60 metros cuadrados.

En concreto, las obras ejecutadas por Inbisa Construcción consistieron en la ejecución de la excavación y la realización de zanjas para el trazado de las tuberías y las canalizaciones eléctricas, el desarrollo de las canalizaciones con tubería metálica, la modificación y ampliación de los sistemas de drenaje, así como la ejecución de las cimentaciones para la implantación de equipos y el soporte de tuberías.

La refinería de Petronor en Muskiz sintetiza un total de 80.000 toneladas de propileno al año, lo que supone más de 150 kilogramos en un minuto, el equivalente al consumo medio de una familia durante cinco años. A partir del polipropileno se producen fibras textiles sintéticas, envases de alimentos o piezas moldeadas, como juguetes.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.