El Pleno del Cabildo de La Gomera ha aprobado una moción en la que solicita que se incluyan los municipios afectados por el incendio del pasado mes de agosto dentro de la Ley de ayudas para incendios forestales y tormentas de pedriscos.

El pasado 29 de noviembre se debatió en el Congreso de los Diputados este proyecto de ley por los incendios y tormentas ocurridos en los últimos meses en varias comunidades autónomas, en base al que se solicitó al Gobierno de España ayudas para la isla colombina.

Según una nota del Cabildo, este proyecto de ley no tiene en cuenta la realidad geográfica de las islas y los municipios en cuanto los criterios a cumplir relativos a las superficies afectadas, ya que en algunos casos no se llega al número de hectáreas exigidas y en otros porque no se cumple con la exigencia de que más del 70 por ciento sea superficie arbolada.

Para que se incluya a los municipios afectados en las ayudas, la Corporación propone que se modifique el artículo 11 del Proyecto de Ley, de manera que la superficie forestal afectada en las islas pase de 2.500 a 800 hectáreas; que en el supuesto del apartado b sea superior de 250 hectáreas y no de 500, y que en el supuesto del apartado c sea de 50 hectáreas y no de 250.

Igualmente, se solicita que se incluya no sólo la superficie arbolada, sino también la superficie cubierta por monte bajo, así como tabaibales y palmeras, entre otros.

El incendio forestal que se produjo en la isla el pasado mes de agosto abarcó seis municipios y afectó a una superficie de 2.924 hectáreas, siendo el mayor incendio de la historia reciente de La Gomera desde el punto de vista de las superficies afectadas, así como por los daños materiales ocasionados por el mismo. En dicho incendio se vieron afectados seis Espacios Naturales Protegidos pertenecientes a la Red Canaria de Espacios Natura 2000 y el Parque Nacional de Garajonay.