Los trabajadores de la empresa concesionaria del transporte público de Vigo, Vitrasa, mantienen este martes su noveno día de huelga indefinida por el conflicto en la negociación del convenio colectivo y han denunciado que están "pagando los platos rotos entre la empresa y el Ayuntamiento", por lo que han vuelto a insistir en que el alcalde, Abel Caballero, actúe.

El presidente del comité de empresa, Narciso Pazos, ha explicado que en la reunión de ayer no se alcanzó un acuerdo y que este miércoles a las 17.00 horas las partes seguirán negociando, con la mediación de la Inspección de Trabajo.

Pazos indicó que en los últimos años la empresa ha subido el precio del billete y ha estimado que para el próximo año quiere hacer lo mismo, mientras que el gobierno local dice que no subirá la tarifa. En declaraciones a Europa Press, ha considerado que, en medio de esta situación, los trabajadores de la empresa son los que están "pagando los platos rotos".

Los trabajadores en huelga, que este martes realizaron un recorrido por diferentes mercados del municipio entregando folletos, también mantienen su acampada en las inmediaciones del recinto de la empresa. Según explicó Pazos, se encuentran "animados" pero también "preocupados".

Este representante de los trabajadores reivindicó que las demandas de la plantilla "no son tan exageradas como para no llegar a un acuerdo" e insiste en que el paro indefinido seguirá "mientras no se llegue a una solución".

ALCALDE

Por su parte, el alcalde, Abel Caballero, afirmó que "ya llegará el momento" de decir qué va a pasar con el billete de Vitrasa, si bien avanzó que se "congelará" la tarifa el próximo año.

Además, aseguró que, cuando concluya la concesión de Vitrasa, se sacará a concurso y "no se va a renovar". También apuntó que no habrá "ninguna aportación de fondos públicos" pues "el Ayuntamiento subvenciona a los ciudadanos" que pagan el billete.

Caballero, que no concretó si se incrementará la aportación que el Ayuntamiento hace a la empresa, volvió a instar a trabajadores y Vitrasa a llegar a un acuerdo que dé "satisfacción laboral a los trabajadores" y también a los ciudadanos.

PP

Por su parte, el concejal del PP Miguel Fidalgo calificó de "escándalo" la posibilidad de que plantease un incremento de la aportación municipal a Vitrasa si se congela el precio del billete y, sobre el conflicto, mantuvo que "el alcalde tiene que protagonizar la mediación y la negociación" por ser "su obligación como representante de todos los vigueses".

El portavoz municipal del BNG, Santiago Domínguez Olveira, reclamó la "intermediación directa" de Caballero para solucionar el conflicto entre trabajadores y empresa concesionaria y, sobre el precio del billete, recordó que es una de las condiciones de los nacionalistas para la aprobación de los presupuestos municipales para el próximo año.

"Es necesario que el alcalde reaccione y haga cumplir el pliego de condiciones a la concesionaria", apuntó Domínguez Olveira, quien consideró "ilógico" que Vitrasa quiera subir la tarifa del autobús mientras sus beneficios anuales "aumentan".

Finalmente, demandó a la empresa "un acuerdo que garantice condiciones dignas a sus empleados y la vuelta a la normalidad del servicio", que durante la huelga funciona con servicios mínimos —del 40 por ciento en horas punta—.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.