El alumnado andaluz de Primaria lee mejor que la media internacional y logra mejores resultados que el conjunto de escolares españoles, según se pone de manifiesto en el Estudio Internacional de Progreso en Comprensión de Lectura (Pirls) correspondiente a 2011, publicado este martes y presentado por la consejera de Educación, Mar Moreno, quien ha valorado que por "primera vez" Andalucía supere la media internacional y española, un resultado que "demuestra que las políticas de equidad merecen la pena" y que la apuesta por la igualdad de oportunidades que está haciendo la comunidad "se traduce en resultados".

La consejera ha destacado en rueda de prensa que los resultados de este informe, que puede considerarse el PISA de Primaria, "no son fruto de la casualidad" y responden a una línea de trabajo y a un apuesta del Gobierno de José Antonio Griñán por la educación y al "buen trabajo" realizado por los maestros en el aula. En este sentido, ha recordado algunas de las líneas de mejora puesta en marcha, como el refuerzo de las materias instrumentales, dando prioridad a la lengua, las matemáticas y los idiomas en el horario lectivo, y a la lectura diaria.

Tras subrayar que la comprensión lectora que mide el estudio es "la llave del aprendizaje", Moreno ha afirmado que los resultados son "esperanzadores" y, "aunque queda mucho camino por delante", animan a seguir trabajando en las medidas puestas en marcha para mejorar y a seguir apostando por la evaluación como herramienta de mejora. Un total de 325.000 niños de 49 países diferentes han participado en este estudio que mide la comprensión lectora del alumnado en su cuarto año de escolarización, siendo Andalucía la única comunidad autónoma española que aparece con datos propios en el estudio, lo que demuestra que la comunidad "apuesta una vez más por la evaluación y la transparencia", subraya la consejera.

Así, han sido evaluados 4.652 escolares de 150 centros educativos andaluces, con una edad que no llega a los 10 años, inferior a la media de países europeos. Según los resultados de la prueba internacional —que analiza tres bloques como son la comprensión, los propósitos de lectura y actitudes ante la lectura—, el alumnado de Primaria andaluz ha alcanzado los 515 puntos, superior a la obtenida por el conjunto de los escolares españoles, que se queda en los 513 puntos, al igual que en las dos ediciones anteriores del informe. Así, los niños andaluces se sitúan, por tanto, entre los resultados de Francia y España y por delante de Noruega.

Del mismo modo, resalta Moreno, Andalucía "ha roto también por primera vez la relación entre el estatus socioeconómico y el rendimiento escolar", situándose por encima del valor "esperable" por su situación socioeconómica. Así, a pesar de que Andalucía tiene un índice socioeconómico (ISEC) por debajo de la media, del -0,28 frente al 0,2 español, el alumnado andaluz obtiene mejores resultados que Noruega, que encabeza el ranking de países mejor posicionados en este índice, y obtiene mejores resultados que España, con un índice bastante superior.

Al hilo de esto, Moreno ha valorado "la apuesta de la Junta por la igualdad de oportunidades que se traduce en estos resultados", y el hecho de que "las políticas de equidad merecen la pena". Así, la consejera insta a "una reflexión profunda" en un momento en el que se proponen medidas en la reforma educativa que "rompen el principio de igualdad, que solo se consigue con el apoyo y el refuerzo para aquellos con más dificultades".

Detalles de los resultados andaluces

El estudio trata de detectar a los buenos lectores analizando tres bloques: la comprensión, los propósitos de lectura y los hábitos y actitudes ante la lectura. Todo ello a partir de un texto literario y un texto informativo sobre los que se formulan preguntas al alumnado, además de los correspondientes cuestionarios de contexto. Al igual que los estudios internacionales, Pirls establece una escala media de 500 puntos.

En los textos literarios, el grueso del alumnado andaluz reproduce y recupera acciones y sentimientos explícitos; hace deducciones sencillas sobre atributos y sentimientos de los personajes; y empieza a reconocer rasgos y estilos literarios. En cuanto a los textos informativos, localiza y reproduce dos o tres piezas de información del texto; y usa subtítulos, cajas de texto e ilustraciones para localizar partes de ese texto. Abundando en los resultados según la finalidad a la que se dedique la lectura, como experiencia literaria o para adquirir y utilizar información, los escolares obtienen puntuaciones similares en ambas, lo que determina a un buen lector. Así, Andalucía obtiene 518 puntos en la primera y 512 en la segunda finalidad.

En cuanto a los procesos de comprensión, Andalucía obtiene 518 puntos al obtener información y hacer inferencias directas, unas destrezas más directamente basadas en el texto, y 510 al interpretar e integrar ideas y evaluarlas, procesos que requieren más experiencia y bagaje personal al alumnado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.