El portavoz del grupo 'popular' de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha anunciado, este martes, que la institución provincial tendrá acabados los presupuestos para 2013 "el próximo 20 de diciembre", aunque su aprobación se ejecutará "en las dos primeras semanas de enero".

Sin embargo, el también alcalde del municipio malagueño de Rincón de la Victoria ha manifestado que las cuentas para el próximo año "podrían" estar aprobadas "el 31 de diciembre", si no hubiese alegaciónes, "algo que el equipo de gobierno no espera".

Este anuncio ha respondido a las declaraciones del portavoz del grupo socialista en el ente supramunicipal, Francisco Conejo, quien ha criticado "el oscurantismo" de la Diputación para aprobar sus presupuestos y que este "retraso" se debe a la "negligencia del equipo económico de la Diputación, que son incapaces de presentar unos presupuestos en tiempo y forma".

Conejo se ha quejado de que este retraso "va a provocar que se paralicen cientos de los proyectos que la institución tiene que ejecutar" y ha apostillado que esta situación se debe a que "al señor Elías Bendodo no le interesan los asuntos de la Diputación sino los asuntos internos de su partido".

Salado reconoce el retraso pero "no se va a paralizar nada"

No obstante, Salado ha reconocido que la institución provincial "no va a cumplir los plazos marcados pero esto no significa que se vaya a paralizar nada", ya que "existe un decreto presidencial para prorrogar el presupuesto de 2012, en caso de que el año que viene empiece sin la aprobación de las nuevas cuentas".

"Parece mentira que el señor Conejo no recuerde cómo en anteriores ocasiones, esta institución también se ha retrasado en la aprobación de los presupuestos", ha manifestado el portavoz 'popular', quien ha expresado que "Conejo está informado de cómo va la elaboración de las cuentas", pero que "si se levanta antes del final, como hizo, de la junta de portavoces, no sé de qué se queja".

Consulta aquí más noticias de Málaga.