El Gobierno de Navarra, la Administración General del Estado, la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y las organizaciones sindicales UGT y CCOO) han suscrito un acuerdo para colaborar en la lucha contra la economía sumergida y el empleo no declarado en Navarra.

El acuerdo ha sido rubricado este martes en la sede del Ejecutivo foral por la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina; la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba; el presidente de FNMC, Mariano Herrero; el presidente de la CEN, José Antonio Sarría; y los secretarios generales de UGT y CCOO de Navarra, Juan Goyen y José María Molinero, respectivamente. Asimismo, ha asistido la vicepresidenta primera del Gobierno foral, Lourdes Goicoechea.

El plan prevé un programa de actuación global que no sólo persigue controlar y sancionar, sino también prevenir estas situaciones a través de la sensibilización. En concreto, se firmarán acuerdos de colaboración entre las instituciones públicas para colaborar en la detección de actividades económicas no declaradas y se pondrá en marcha una campaña informativa y de sensibilización en empresas sobre el empleo no declarado.

La colaboración entre las entidades firmantes se concreta en cinco acciones. Las tres primeras hacen referencia a la cooperación entre instituciones públicas para detectar actividades económicas no declaradas. En concreto, se prevé que la Hacienda Tributaria de Navarra formalice acuerdos con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (dependiente del Gobierno central) y las entidades locales para el intercambio de información, y que el Gobierno de Navarra ponga en marcha un protocolo de colaboración entre los distintos departamentos, direcciones generales y organismos autónomos.

Por otro lado, se promoverá una campaña informativa y un plan de sensibilización, con la participación de los agentes económicos y sociales firmantes, que se desarrollará en tres niveles: empresariado, trabajadores y ciudadanía en general. Su finalidad será informar de las implicaciones sociales de la economía sumergida.

Además, la información que se desprenda de los anteriores acuerdos y protocolos, que pueda resultar relevante en cuanto a su posible eficacia en la detección de actividades económicas y profesionales que puedan no haber sido declaradas para el cumplimiento de obligaciones laborales, se enviará a la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Navarra para las acciones oportunas.

Por último, en el marco del acuerdo se constituirá un grupo de trabajo que profundizará sobre la posibilidad de incorporar nuevos agentes a la colaboración iniciada y sobre otras actuaciones de sensibilización. Además, se creará una comisión mixta encargada de coordinar las actuaciones y evaluar su aplicación.

"compromiso ineludible"

Tras la firma del acuerdo, Yolanda Barcina ha insistido en que hay que "hacer esfuerzos para conseguir minimizar" la economía sumergida y el empleo no declarado en Navarra y ha defendido que "es un compromiso ineludible para el conjunto de la sociedad, en especial para las administraciones públicas".

Por su parte, Carmen Alba ha señalado que la economía sumergida representa una "preocupación compartida" por todos los firmantes de este acuerdo, ya que supone "un fraude" a la legislación laboral y "perjudica a las empresas que ejercen su actividad de forma transparente" y a los trabajadores afectados, que ven privados "los legítimos derechos" que la actividad laboral legalizada genera en su favor.

En representación de la FNMC, Herrero ha incidido en que los ayuntamientos navarros están "comprometidos" en la lucha contra la economía sumergida y el empleo no declarado y ha asegurado que desde la FNMC promoverán la suscripción de convenios entre municipios y la Administración navarra para que "ambas partes dispongan de la más actualizada información de la que se puedan derivar actuaciones para la actuación legal de los agentes económicos".

Por su parte, José Antonio Sarría ha señalado que el empleo sumergido "es un atentado contra la democracia, contra la caja común, y contra la competencia", por lo que ha abogado por "perseguirlo". Así, se ha congratulado de la firma de este acuerdo, con el fin de "atajar" el empleo sumergido.

Asimismo, Juan Goyen (UGT) ha afirmado que los datos de empleo no declarado en Navarra, unos 11.300, son "un verdadero delito contra la sociedad y deben ser perseguidos". Por ello, ha valorado la firma de este plan como "un primer paso para perseguir la economía sumergida y el empleo no declarado hasta sus últimas consecuencias".

Del mismo modo, José María Molinero (CCOO) ha coincido con Goyen en que este acuerdo es "un primer paso de lo que en su momento deberá ser esa máquina que trabaje de forma autónoma en relación a la economía sumergida y el fraude".

Consulta aquí más noticias de Navarra.