El consejero de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, Íñigo Alli Martínez, ha entregado este mediodía el 5º Premio a la Calidad de los Servicios Sociales a la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la zona de Allo, en la categoría de 'Atención a las personas usuarias', y a Pauma, S.L., en la modalidad de 'Calidad en el empleo'.

El acto se ha celebrado en el Salón del Trono del Palacio de Navarra y en él ha participado también el vicepresidente de la Fundación Tomás y Lydia Recari, Miguel Echarri García, entidad que financia el galardón con 3.000 euros por categoría.

En concreto, en la modalidad de 'Atención a las personas usuarias', el Gobierno de Navarra ha reconocido el proyecto 'Seguimiento y evaluación del servicio de atención a domicilio, ¿están satisfechos' de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de la zona de Allo. Gracias a esta iniciativa se ha reorganizado la estructura del SAD (Servicio de atención domiciliaria) para optimizar los tiempos de desplazamiento y procurar más horas de atención directa, y se han conseguido mejoras en el bienestar del entorno del usuario y en su cuidado personal. Ha recogido el premio Javier De Miguel Marqués, responsable del SAD.

Por su parte, en 'Calidad en el empleo' ha recibido el galardón Pauma, S.L., por su propuesta 'Gestión individualizada de las medidas de conciliación'. Mediante este proyecto ha gestionado de manera individual las necesidades de conciliación de sus trabajadores de tal modo que, a lo largo de 2001, el 93 por ciento de ellos ha disfrutado de alguna medida de este tipo. El premio ha sido recogido por Ana Ozkoidi Iribarren, encargada de responsabilidad social empresarial e igualdad de Pauma, S.L.

Con este premio el Gobierno de Navarra quiere reconocer públicamente el trabajo de aquellas entidades, públicas o privadas, que intervienen en el marco de los servicios sociales y en cuya actividad se hayan implementado buenas prácticas, tanto en la atención de las personas usuarias de los servicios sociales como en la calidad en el empleo de sus trabajadores.

Según ha informado el Ejecutivo en un comunicado, se trata, asimismo, de divulgar y publicitar estas buenas prácticas con el fin de que se extiendan a otros ámbitos y sirvan de acicate a otras entidades y centros para que tomen iniciativas en el mismo sentido.

Reforzar los niveles de calidad

Durante su intervención, el consejero Alli ha puesto de manifiesto la necesidad de "apostar por reforzar los niveles de calidad" tanto de los propios servicios como en la atención a las personas usuarias. En este sentido, ha señalado que su Departamento, junto con la entidad pública Fundación Navarra para la Excelencia, trabaja en la instauración de una red de calidad de los servicios sociales con el fin de "impulsar procesos de calidad y de mejora en la atención a las personas que acuden a los servicios sociales".

Por su parte, el vicepresidente de la Fundación Tomás y Lydia Recari ha relatado los objetivos del Premio a la Calidad de los Servicios Sociales de Navarra y ha expresado su deseo de que cada vez haya "más buenas prácticas contrastadas" en este sector y en beneficio de las personas usuarias.

La parte musical del acto ha corrido a cargo del trío de viento del Conservatorio Superior de Música de Navarra formado por Sofía Catalán Vitas, José Crespo Grau e Irene Gil de Soto. Han interpretado las piezas 'Capricho catalán', de Isaac Albéniz; y 'Allegro', de Leopold Mozart.

Jurado y criterios de valoración

En esta quinta edición del galardón, el jurado ha estado formado por el consejero de Políticas Sociales, Íñigo Alli Martínez; el vicepresidente de la Fundación Tomás y Lydia Recari, Miguel Echarri García; el director del Servicio de Planificación, Calidad e Inspección, Pedro Grávalos Falces; el profesor de la UNED Luis Arbea Aranguren; el director de la Residencia de Ancianos San Jerónimo de Estella, David Cabrero del Amo, y el director de la Fundación Navarra para la Excelencia, Iñaki Arana García. Arbea ha sido el presidente del jurado y Grávalos ha actuado como secretario.

El jurado ha valorado, en general, la posibilidad de generalizar estas buenas prácticas en otros ámbitos de los servicios sociales, su carácter innovador y el logro de resultados evaluables a largo plazo.

En cuanto a la modalidad de 'Atención a las personas usuarias', el jurado ha prestado especial atención la incidencia de estas actuaciones en el entorno familiar y en las redes sociales de las personas usuarias. También han tenido en cuenta aspectos como el bienestar personal, el desarrollo personal, la inclusión social y el bienestar físico y material.

Por su parte, en la modalidad de 'Calidad en el empleo' el jurado se ha centrado en valorar la incorporación laboral de personas en situaciones más desfavorecidas o en situación de riesgo y exclusión social. Asimismo han incidido en otras cuestiones como la contratación, el desarrollo profesional, la conciliación de la vida laboral y familiar, y la mejora de la calidad de vida de los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Navarra.