Los grupos municipales de PSOE y BNG en el Ayuntamiento de Santiago han apelado este martes a la presunción de inocencia después de que trascendiese que la concejala de Educación y Normalización Lingüística, Rebeca Domínguez (PP), ha sido citada a declarar como imputada por la jueza que instruye la Operación Pokémon, Pilar de Lara.

En primer lugar, la edila del BNG Elvira Cienfuegos ha señalado ante los medios de comunicación que "es muy precipitado conformar opiniones" pocas horas después de conocerse la noticia, sobre todo, cuando los datos que maneja son "parciales" dado que existe "secreto de sumario".

"Es difícil analizar así estas cosas", ha subrayado, rechazando por ello "atreverse" a "hacer análisis" o juzgar si Domínguez debe abandonar su acta de concejala en la capital gallega. "No me voy a pronunciar", ha zanjado, después de opinar que "parece que la jueza tiene bastantes dificultades para avanzar con los dictámenes".

De este modo, Cienfuegos únicamente ha indicado que "se venía hablando desde hace mucho" de que la Operación Pokémon conllevaría también "imputados" en el Ayuntamiento de Santiago, después de que salpicase a los de Boqueixón (A Coruña), Ourense y Lugo por supuestas irregularidades relacionadas con la gestión municipal.

Sobre la posibilidad de que algunos de esos "imputados" hayan formado parte del Gobierno local anterior, el portavoz del PSOE en el Consistorio compostelano, Francisco Reyes, se ha negado a "comentar especulaciones". "Nosotros, tranquilidad, toda", ha remachado.

"no está acusada formalmente"

Y, en cuanto a la situación de Rebeca Domínguez, al igual que la concejala nacionalista, el socialista ha afirmado que es "francamente difícil tener una postura" sobre una cuestión que conoce "a través de los medios de comunicación".

En todo caso, ha destacado que tan solo está "imputada" y no "acusada formalmente" ni con "una sentencia condenatoria", por lo que "tiene el mismo derecho que cualquier otro ciudadano a la presunción de inocencia".

Es por ello que ha expresado su "respeto" a la Justicia, a la que se debe, a su entender, "dejar trabajar", y también a las "decisiones" que adopte el Grupo Popular.

Asimismo, no ha aclarado si pedirá la destitución de la concejala si la magistrada mantiene su imputación después de escuchar su declaración. "Esperemos a que la Justicia haga su trabajo y resuelva; nosotros no vamos a apurar a nadie", ha resuelto.

"no somos el pp"

Lo que ha dejado claro es que su partido "nunca hizo ni hará" un "juicio paralelo" de nadie. "No hacemos lo que habitualmente hace el PP", ha remarcado Reyes, haciendo hincapié en que todavía espera las "disculpas" del grupo mayoritario en el Ayuntamiento de Santiago por "todo lo que dijo de compañeros" que, al final, tuvieron "sentencias no condenatorias".

"Por suerte, no somos el PP. Somos distintos", ha abundado, recordando que es la misma posición que mantuvo con respecto a Adolfo Gacio, que dejó la Alcaldía de Boqueixón presionado por su partido, el PP; o con respecto a Francisco Rodríguez, a quien su partido obligó a abandonar el Consistorio ourensano tras quedar en libertad bajo fianza en el marco de la misma operación por la que ahora se imputa a Rebeca Domínguez.

Así, ha resumido que su postura se asienta en el "respeto" a la Justicia para "garantizar a los ciudadanos que el uso del dinero público es el correcto" y el "respeto" a la presunción de inocencia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.