El Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) incorporará un nuevo laboratorio al estudio de las Enfermedades Raras, integrado por "personal puntero europeo", y trasladará los resultados de estas investigaciones a la práctica clínica, al diagnóstico y al desarrollo de alternativas terapéuticas.

Así, lo han puesto de manifiesto este martes la directora general del CIPF, Rosa Valenzuela, y el director científico, Joaquín Dopazo, en un acto de presentación de la estrategia científica prevista para 2013 siguiendo la implantación del plan estratégico 2012-2015 de la institución, que ha superado "la situación crítica por la que atravesaba" y "por primera vez desde 2008 ha cerrado con un saldo positivo", lo que ha permitido aumentar las contrataciones un 60 por ciento.

Entre las principales novedades de dicho programa se encuentra la incorporación del IBIT-Enfermedades Raras, dirigido por el doctor Francisco Palau, como nuevo instituto dentro de la estructura de CIPF como Plataforma de Investigación Biomédica e Innovación Tecnológica Sanitaria de la Comunidad Valenciana (PIBIT). De este modo, el CIPF estará integrado por el IBIT-Medicina Computacional, IBIT-Deterioro Neurológico, IBIT-Biotecnología Biomédica, IBIT-Bioincubadora e IBIT-Enfermedades Raras.

Dopazo ha destacado que a este nuevo instituto se va a incorporar "un equipo científico puntero a escala europea", lo que "permitirá potenciar la proyección nacional e internacional del centro" y se fomentará la trasferencias de resultados de la investigación en esas patologías a la práctica clínica, al diagnóstico y al desarrollo de alternativas terapéuticas. Además, se creará una Plataforma de Enfermedades Raras que propondrá y coordinará iniciativas en el campo de estas patologías tanto en diagnóstico como en la búsqueda de terapias avanzadas para el tratamiento de estas enfermedades.

Asimismo, otra de las novedades será el Bando de tejidos de la Comunitat valenciana, que gestionará el aprovisionamiento de tejidos humanos para el sistema sanitario de la Comunitat y otros sistemas españoles, de redes hospitalarias y compañías sanitarias.

También está trabajando para la puesta en marcha de iniciativas como el Servicio de Diagnóstico Patológico, para potenciar la investigación en la búsqueda de biomarcadores diagnósticos y pronósticos con aplicación directa en la práctica clínica. De esta forma, se rentabilizará la infraestructura del centro y se proporcionará servicios de trasplante de tejidos humanos listos para ser implantados "con el consiguiente ahorro de costes para el sistema sanitario".

Otro de las nuevos proyectos es un Centro de Biocomputación Avanzada, en el que participarán empresas de alto nivel, y que persigue integrar los conocimientos en computación avanzada con los conocimientos en genómica, imagen médica y biomedicina aportados desde el CIPF.

Dopazo ha explicado que con esta iniciativa se espera generar sinergias que permitan dar un salto cualitativo en la aplicación real de las nuevas tecnologías en la práctica clínica. En este marco, se desarrollarán servicios orientados a la medicina personalizada, la farmacogenómica, la nutrigenómica y la agrogenómica.

SOSTENIBILIDAD

Por su parte, Valenzuela ha recordado en su intervención que en 2009 se inició "un cambio de tendencia" en el que el CIPF "no consiguió el despunte deseado", situación que "se acentuó en los años siguientes" hasta que "entró en quiebra con el despido de 103 trabajadores".

No obstante, ha resaltado que con el Plan Estratégico de 2012 se ha logrado en el plano económico "una adecuada gestión de los recursos" que "ha permitido cerrar el ejercicio, por primera vez desde 2008, con un saldo positivo, alcanzado gracias a la captación de financiación, las medidas de reducción de costes y un significativo ahorro en el uso de las infraestructuras".

Además, ha resaltado que la plantilla ha crecido durante 2012 con 65 nuevas contrataciones, de las cuales 28 son reincorporaciones de afectados por el ERE y ha anunciado un plan de incentivos por productividad para los trabajadores.

Valenzuela ha destacado que la Estrategia Científica prevista para 2013 se basa en ser sostenibles a partir del incremento de la calidad científica y de la capacidad de captar fondos del CIPF de forma rápida. Para ello el CIPF se centrará en tres áreas estratégicas: la excelencia científica, la apuesta por la investigación traslacional, por la investigación aplicada y la apuesta por los recursos humanos de la casa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.