La Audiencia de Lleida ha reabierto el caso de un niño de tres años que se encuentra "muy grave" en la UCI del Hospital Sant Pau de Barcelona por secuelas de una meningitis que los médicos no detectaron cuando tenía un mes en el ambulatorio ni dos días después en el Hospital Arnau de Vilanova donde durante las primeras horas fue tratado por gripe A, según ha informado a Europa Press su padre, Daniel Rodríguez.

El Juzgado de Instrucción 4 de Lleida ordenó el sobreseimiento libre de la causa al no detectar indicios de delito y los padres de Aitor recurrieron el archivo y solicitaron un nuevo informe forense para determinar si la conducta de los sanitarios fue correcta, ante lo que ahora la Audiencia Provincial ha decidido investigar, según ha informado 'Segre'.

El padre, representado por el abogado Roberto Salom, asegura que la decisión de la Audiencia es un voto de esperanza aunque su mayor preocupación está ahora en el Hospital Sant Pau, donde se encuentra ingresado.

"Es muy injusto lo que le han hecho pasar a mi crío", afirma Rodríguez en Lleida, donde este lunes cargará en camiones los tapones de plástico que la familia lleva recogiendo desde marzo en la capital del Segrià para costear los cuidados que necesita su hijo, en colaboración de comercios de Lleida, Barcelona y Granada.

El padre, encofrador de profesión, dejó de trabajar y la madre es dependienta lo que hace imposible poder pagar los constantes viajes al centro barcelonés y la adaptación de su vida a las necesidades del pequeño.

Como no pueden pagar un tráiler que transporte los tapones de plástico hasta Valencia, donde según el padre se paga mejor el producto —300 euros por tonelada—, éstos los recoge la empresa local Vilella, que abona 150.

Consulta aquí más noticias de Lleida.